Por Camilo Fernández
3 abril, 2018

Con 7 años, sufría constantemente de burlas por ser “diferente”. Ahora encontró a su amigo perfecto.

Cuando eres pequeño y diferente, lo único que te hace sentir cómodo es estar solo. Que nadie te moleste, pasar sin que nadie te note. Pero lo que realmente añoras es ser comprendido, que una persona como tú te acepte. Lamentablemente, la bondad humana con lo extraño es escasa y lo único que pasa es la marginación.

Madden Humphreys tiene 7 años y sus compañeros lo apuntaban constantemente por no ser “normal”. Madden tiene los ojos de colores diferentes, uno verde y otro azul.

Christina Humphreys

Esta condición se llama heterocromia del iris y estamos más acostumbrados en verlo en animales. En humanos solo un 1% de la población lo sufre, según explica la madre del niño, Christina. 

Cuando ella supo del “bullying” que estaba sufriendo su pequeño de ojos de colores, no pudo quedarse de brazos cruzados, por lo que decidió entusiasmar a su hijo a realizar un video para que explicara su condición y recordarle a sus compañeros de escuela a ser amables. 

El video publicado en junio de 2017 parte con Madden saludando y diciendo “soy único en mi especie. Tengo dos colores de ojos”.

https://www.instagram.com/p/BgzYzqulSe_/

Ahí también explica que nació con paladar hendido y labio leporino, pasando por seis cirugías para solucionarlo, además de lidiar con las burlas.

“No sean malos hacia las personas que son diferentes. Ya hemos pasado suficientes cosas malas”, aconseja el menor con gran personalidad.

Christina Humphreys

Afortunadamente, el destino a veces confabula para bien.

La madre de Madden supo que había otro caso idéntico al de su hijo, por lo que este no tendría que estar más solo. Sin dudarlo, lo adoptó. El gato tenía que ser parte de la familia. 

“Es curioso como una mascota puede hacer sentir menos solo”, dijo Christina en un blog, explicando que encontró el animal en un grupo de ayuda de Facebook. Tenía exactamente los mismos problemas que su hijo, el paladar hendido y ojos con colores diferentes. 

Christina Humphreys

“Generalmente, no somos personas espontáneas, pero sabíamos que estábamos destinados a querer a este gatito”, dice. “Moon, el gato, y Madden son la compañía perfecta el uno para el otro”.

Christina Humphreys

Desde entonces, estos 4 ojos de colores son inseparables. 

“Todos necesitan un amigo, y todos necesitan sentirse comprendidos. Estoy muy agradecida que Madden tenga Moon”, agrega.

“No tengo la intención de que nuestra familia gane atención con esto, pero si algo merece atención, espero que sea en beneficio de los niños con labios hendido, solo atrayendo mayor conciencia”, reflexiona la madre de Madden.

Puede interesarte