Kayla temía que sacrificaran a Russ.

Kayla Filoon se había encontrado con muchos perritos sin familia antes. Como voluntaria en un refugio animal de Filadelfia, Estados Unidos, ve pasar decenas de mascotas frente a sus ojos. Ha visto cómo muchos sufren abandono o maltrato antes de llegar a sus manos y a familias permanentes que les den el amor que merecen.

Era un día normal en esas labores cuando vio llegar a Russ.

Kayla Filoon.

El perrito estaba muy delgado y con heridas en su cuerpo. Era evidente que había sufrido maltrato.

Kayla Filoon.

“Vino como un perro de la calle, le habían golpeado (…) Le faltaba pelaje en su cola y orejas. Estaba terriblemente delgado”.

-Kayla Filoon, a The Dodo- 

Además, Kayla sabía que hace poco habían dormido a 15 perritos en el refugio. Temía que ese fuera el destino de Russ.

 

 

Kayla Filoon.

“Cualquier perro tenía posibilidades de que lo durmieran, especialmente los que estaban más enfermos, y Russ era uno de ellos”.

-Kayla Filoon, a The Dodo- 

La joven no aguantó la posibilidad y al día siguiente llenó el papeleo para llevarse al cariñoso pitbull a su casa.

Kayla Filoon.

Kayla bañó y cuidó de Russ hasta que volvió a ser un perro enérgico y feliz.

Kayla Filoon.

En respuesta, él le dio todo su amor, llegando a acurrucarse con ella y buscando siempre su cariño.

Kayla Filoon.

Russ le demuestra a Kayla que tiene mucho cariño que dar y recibir, algo que por fin puede cumplir.

Kayla Filoon.

¡Y a Kayla le encanta!

Kayla Filoon.

¡Es hermoso que haya podido recibir todo el amor que quería!