Por Andrés Cortés
13 marzo, 2018

Yang pensó que la marca en forma de V de su pecho era una “marca natural”.

Los perros son lo más lindo que existe y de aquello no hay duda. Lamentablemente muchas personas sin alma son capaces de abandonar a estos animales en la calle y dejarlos a su suerte, en donde muchas veces sabemos que el destino no es bueno con ellos. Pero un hombre de China adoptó a lo que parecía un cachorro, pero no lo era.

Yang, de la provincia de Yunnan al sur de China, afirmó haber encontrado un animal en el bosque en abril del 2015. Debido a su tierna figura y su desolador panorama, decidió llevarlo a su casa y adoptarlo, pues pensó que solo era un cachorro negro común.

Mr Yang

Pero pasado 6 meses el “pequeño cachorro” apodado “Han Han” comenzó a crecer. Y su aspecto no correspondía a ninguna raza de perros antes vista.

No se necesito de mucho más tiempo para que Yang descubriera que jamás se trató de un can, sino de un temible oso negro asiático.

Mr Yang

Así es como el señor Yang debe alimentar a su “pequeño cachorro”.

Mr Yang

De acuerdo al periódico local Lijiang Du Ben, Yang pensó que la marca en forma de “V” de su pecho era una “marca natural”, pues jamás imagino que este símbolo es algo común de los osos negros asiáticos.

Pero lo bueno (o malo) es que una vez que el Señor Yang descubrió que realmente se trataba de un oso y no un perro, tomó la decisión de continuar con su crianza.

Mr Yang hasta el día de hoy cuida a Han Han, el oso de esta historia, pesa 88 kilos y mide 1 metro con 65 centímetros, algo bastante temible para ser un oso negro asiático de tan solo 3 años.

Debido a noticias sobre algunos aldeanos que aseguran haber sido atacados por osos de estas características, el señor Yang ha debido mantener a Han Han enjaulado para evitar problemas con la justicia.

Mr Yang

Lamentablemente para el señor Yang, el vínculo que creó con Han Han fue roto el pasado 6 de marzo del presente año luego que la publicación de algunas imágenes en las redes sociales sobre este hecho alertara a la policía local, quien visitó su casa y comenzó una investigación.

Debemos recordar que los osos negros asiáticos son una especie protegida en China, por lo que mantenerlos de forma privada constituye algo ilegal. No obstante, la cooperación de Yang con la policía hicieron que el rescate de este animal no constituyera ninguna sanción adicional.

“Sé que no es correcto criar un oso en privado, pero yo había forjado un vínculo con él y temía que no podría vivir bien si lo regalaba”.

-Señor Yang

Ahora Han Han está siento atendido en un centro de cría de vida silvestre en el condado de Yulong en la ciudad de Lijang, de acuerdo a reportes policiales.

Han Han

A post shared by Vladimir (@vladimir.milkovich) on

Esperamos que el señor Yang se encuentre bien, pues todo apunta que el hombre no tenía malas intenciones con el animal. De hecho, señala que tenía un fuerte vínculo con él.

Y para la próxima vez que rescates un perro, asegúrate que efectivamente es un can y no un oso.

Puede interesarte