Por Camila Cáceres
11 Agosto, 2017

¿Quién es un mal chico?

Cuando eres dueño de una mascota adorable descubres un tipo de amor único y absoluto… que probablemente existe para no acabar cambiándolos por plantas cuando hacen algún desastre de magnitudes sólo alcanzables por cuadrúpedos. Seamos sinceros. ¿Quién no se ha despertado con un “regalito” MUY cerca de la cara? ¿O llegado a casa sólo pasar el resto de la tarde investigando el origen de ese… “misterioso” olor?

Las mascotas son una sorpresa llena de sorpresas y no los cambiaríamos por NADA. 

Es lo que afortunadamente cree Neil Kemp, un electricista galés de 35 años que se levantó y encontró su salón en un estado realmente indescriptible.

“Mi novia se levantó a las 6:30 y lo dejó salir a hacer sus necesidades, y luego decidió dejarlo con la puerta abierta para que corriera y jugara. Cuando bajé la escalera pensé que había nevado.

Me lo quedé mirando por cinco minutos enteros antes de poder comenzar a filmar.

Nos tomó tres o cuatro horas limpiar y tuve que vaciar la aspiradora unas 25 veces. Todavía estamos aspirando bolitas en los rincones”.

Neil Kemp

SWNS

¿Cómo decirle algo a esta carita?

Te puede interesar