Por Diego Aspillaga
14 mayo, 2020

Ramona habría muerto de no ser por los buenos samaritanos que la encontraron sola en un campo. La gatita conquistó a sus nuevos dueños, los que aseguran que le darán el hogar cariñoso y seguro que se merece.

El inicio de la vida de Ramona no fue nada fácil.

La pequeña gatita no tenía ni un día de vida cuando fue abandonada en un campo, sola. Sin alimentos, agua ni refugio, este animalito estaba condenado a morir sin conocer las bondades que la vida puede ofrecer.

Jin’s Bottle Babies

Afortunadamente, el destino le tenía preparada una hermosa sorpresa a esta gatita, la que pudo conocer a la familia perfecta para ella.

Jin’s Bottle Babies, un grupo de rescate en Phoenix, Arizona, informó que fueron contactados acerca de un pequeño gatito de un día que había sido abandonado por su mamá gata.

«Fue encontrada sola en un campo y muy sucia. No era muy receptiva ni activa, por lo que la gente que la encontró la acogió», dijo a Love Meow Shelbi Uyehara, fundadora del rescate.

Jin’s Bottle Babies

Los buenos samaritanos trajeron al gatito del refugio, pero ella todavía necesitaba atención especializada. Shelbi y su esposo la cuidaron al día siguiente. «Fue amor a primera vista. Era un cuerpo tan ronroneante, incluso a los dos días de edad».

Ramona, como fue bautizada, fue encontrada cubierta de polvo y hojas secas, fue aseada con mucho cariño y cuidado. Sus padres adoptivos le dieron una cama tibia en una incubadora acogedora que ayudaría a regular la temperatura de su cuerpo.

Unos días después, los ojos del gatito comenzaron a abrirse. Una vez que obtuvo su visión, se volvió más activa y vocal, y buscaría afecto cada vez que tuviera la oportunidad.

Jin’s Bottle Babies

A esa edad, sus orejas eran flojas y su caminar era tambaleante, pero su motor ronroneante era fuerte. Cada vez que Shelbi entraba con comida, la gatita pantera maullaba ansiosamente hasta que se cumplían sus exigencias.

Después de tener la barriga llena, ella se volteaba sobre su espalda para darse un masaje y se dejaba llevar en un maravilloso coma alimentario.

Para ayudar a la pequeña a prosperar, Shelbi decidió colocarla con otros tres gatitos que habían sido encontrados en un estacionamiento fuera de su Sociedad Protectora de Animales local.

Jin’s Bottle Babies

Tan pronto como fueron presentados, Ramona se arrastró hasta la camada de gatitos grises y se acurrucó en la pila de pieles.

Los grandes gatitos la llevaron de inmediato y comenzaron a abrazarse, como si siempre hubieran sido compañeros de camada. Ramona encajó maravillosamente con sus nuevos hermanos y aceleró su máquina ronroneante junto a ellos.

A pesar de ser un poco más pequeña y aún tratar de descubrir cómo jugar, el gatito pantera se siente como en casa estando en con el resto de los pequeños felinos. Llorará si se la quitan de sus amigos por solo unos minutos.

Jin’s Bottle Babies

«Ella gritó hasta que la devolvimos con sus hermanos adoptivos. Se arrastró hasta el centro de la pila, rodó sobre su espalda y comenzó a ronronear», compartió Shelbi con Love Meow.

Apenas Ramona deje de necesitar ayuda especializada y pueda valerse por sí misma, se irá a casa con Shelbi y su esposo, quienes aseguran que le darán el hogar cariñoso y seguro que tanto merece. 

Jin’s Bottle Babies

«Ramona tiene la mejor personalidad y es muy dulce. Siempre ronronea y exige tanto cariño como es capaz de entregar».

Puede interesarte