Por Diego Aspillaga
24 abril, 2020

El veterinario Roger Mugford, que atiende a las mascotas de la reina Isabel II, aseguró que los animales se han acostumbrado a estar más tiempo con sus dueños y a recibir más atención. Cuando estos vuelvan a trabajar, los perritos no podrán lidiar con la soledad que les tocará vivir.

La cuarentena provocada por el brote de coronavirus nos ha afectado a todos. Para intentar controlar los contagios y evitar el colapso de los sistemas de salud, los gobiernos del mundo han obligado a gran parte de la población a quedarse en casa.

Esto ha significado dejar de ir a trabajar, no ver a familiares y amigos y ni siquiera poder salir a caminar tranquilamente por el barrio.

AP

Y si bien esto no es fácil de cumplir, hay quienes están más felices que nunca con las nuevas restricciones de movimiento: los perros.

Estas tiernas mascotas viven y mueren para sus dueños y ahora que estos están obligados a quedarse en casa, sus vidas han mejorado sustancialmente. El tener a sus dueños todo el día con ellos, acariciándolos, jugando con ellos y mimándolos es, para ellos, estar en el cielo.

Pero así como estos animales están disfrutando ahora, esta misma situación podría jugarles en contra y causarles mucho daño apenas termine la cuarentena y se vean enfrentados a la triste realidad: sus dueños ya no estarán todo el día con ellos.

Pixabay

Así lo advirtió el veterinario Roger Mugford, el entrenador de corgi de la Reina Isabel II, quien afirmó que los perros experimentarán ‘ansiedad de separación severa’ cuando se levante el encierro después de que los mimados animales se hayan acostumbrado a tener a sus dueños en casa, según publicó el Daily Mail.

Mugford, un psicólogo de animales utilizado por la familia real, dijo que los propietarios deben comenzar a preparar a sus mascotas para el regreso a la rutina normal para evitar cualquier problema.

Roger Mugford

El especialista explicó que mientras las personas trabajan desde casa, los perros pueden construir un “depósito enorme de sobredependencia” que podría hacerlos sufrir en una fecha posterior.

“Cuando se los deja solos, los perros pueden masticar la casa, molestar a los vecinos ladrando constantemente, orinando y defecando adentro, a veces incluso autolesionándose. Coloque una cámara web en su perro y verá aullidos, pasos y otros signos de angustia”, dijo.

El experto, que ha entrenado a la gran mayoría de los perritos que acompañaron a la monarca del Reino Unido, aconseja a los propietarios que tengan 30 minutos de descanso de sus mascotas varias veces al día para que estén listas para estar solas cuando termine el encierro.

Roger Mugford

Por último, el especialista aseguró que las mascotas verán una “gran conmoción” cuando se levante el cierre, y mientras tanto necesitan sesiones cortas de entrenamiento estructurado.

Pero la cuarentena no sólo ha afectado al salud mental de los perros: la ansiedad en humanos ha aumentado durante la pandemia de coronavirus, que se ha cobrado más de 16,000 vidas en el Reino Unido e infectado a más de 125,000 personas.

Muchos han dependido de sus mascotas para recibir apoyo emocional, explicó el Dr. Mugford.

Pixabay

Nuestros animales pueden estar disfrutando la mayor cantidad de cariño y cuidados que están recibiendo ahora, pero todo esto cambiará drásticamente cuando termine el encierro.

Depende de los dueños el prepararlos para que no sufran cuando esto inevitablemente suceda.

Puede interesarte