Por Diego Aspillaga
19 febrero, 2020

Un grupo de especialistas comprobó que las plantas pueden comunicarse y pedir ayuda a animales, insectos e incluso entre ellas. Son igual de complejas que nosotros.

Las plantas parecen ser de los seres vivos más pasivos del planeta. A simple vista parece que lo único que hacen es crecer, seguir el sol y morir, todo sin ningún tipo de expresión. Sin embargo, diversos estudios a lo largo de los años han confirmado cuando se habla de las plantas, lo esencial es invisible a los ojos. 

Pixabay

Es sabido que estos organismos crean oxígeno, alimento y ecosistemas enteros sin los cuales la vida no sería posible. Pero lo que la comunidad científica tardo años en demostrar es que las plantas también tienen un rango de emociones, que sienten, que son capaces de oír y ver.

El último gran descubrimiento en este ámbito es que las plantas no sólo sienten, sino que también serían capaces de “gritar” para expresar su estrés o dolor y pedir ayuda, publicó el portal de noticias especializado Comunidad Biológica.

Pixabay

El nuevo estudio, realizado por la Universidad de Tel Aviv, en Israel, ha encontrado que algunas plantas emiten «clics ultrasónicos» inaudibles para el oído humano cuando están bajo estrés mortal. 

Las grabaciones revelan que cada sonido contiene información sobre el estado actual de una planta.

Este descubrimiento fue logrado por el investigador Itzhak Khait y equipo, quienes descubrieron que las plantas de tomate y tabaco emitían sonidos a frecuencias que los humanos no pueden escuchar cuando están estresadas ​​por la falta de agua o cuando se corta el tallo.

Pixabay

Los micrófonos ubicados a 10 centímetros de las plantas captaron sonidos en el rango ultrasónico de 20 a 100 kilohercios, que el equipo dice que los insectos y algunos mamíferos podrían escuchar y responder desde una distancia de hasta 5 metros. 

Estas señales podrían advertir a insectos que no pongan sus huevos en plantas que están necesitadas de agua o están siendo afectadas por alguna peste. Por ejemplo, una polilla puede decidir no poner huevos en una planta que parece estar estresada por el agua, sugieren los investigadores. Las plantas incluso podrían escuchar que otras plantas tienen poca agua y reaccionan en consecuencia, especulan.

Pixabay

En promedio, las plantas de tomate estresadas por la sequía produjeron 35 sonidos por hora, mientras que las plantas de tabaco produjeron 11. Cuando se cortaron los tallos de las plantas, las plantas de tomate emitieron un promedio de 25 sonidos en la hora siguiente, y las plantas de tabaco 15, publicaron los investigadores en un estudio.

Pixabay

Este nuevo hallazgo sería particularmente útil para el campo de la agricultura, sobre todo la de precisión -la que será cada vez más importante debido al cambio climático- así como para las personas que sienten un mayor cariño por las plantas de su hogar.

Pixabay

Si bien las plantas parecen no decir nada a simple vista, en realidad su realidad es tan compleja como la nuestra. Al ser seres vivos que sienten, piensan y sufren como nosotros, este tipo de estudios nos sirven para ser un poco más conscientes y bondadosos con los seres vivos que nos rodean.

Puede interesarte