Por Antonio Rosselot
2 diciembre, 2019

Lulu estaba en estado letárgico y llena de infecciones al ser rescatada, pero una vez que llegó a su nuevo hogar, su nuevo hermano Mojo se convertiría en su mejor terapia.

Historias como las que les contaremos a continuación son esas que nos llenan el corazón de bondad y cariño, ya que involucra la salvación y la felicidad de una pequeña gatita oriunda de Delray Beach (Florida, EE.UU), que pasó de estar en una situación límite a tener todos los cuidados que nunca tuvo en su vida.

Carmen Weinberg, fundadora de la protectora Animal Friends Project, visitó un parque de caravanas en Palm Beach County para chequear a los animales que viven en el vecindario. Pero una vez que llegó quedó helada: una cachorra de gato yacía inmóvil junto a unos basureros, en la parte trasera de una de las casas.

Carmen Weinberg

Cuando Carmen se acercó a la pequeña, vio que tenía los ojos cubiertos en una infección que le impedía abrirlos. Carmen supo que la gatita necesitaba atención médica de inmediato, así que la tomó en brazos y se la llevó al veterinario en su propio auto.

Carmen Weinberg

La gatita, llamada Lulu, estaba cubierta en pulgas y sus encías tenían un preocupante color blanco. Durante los primeros dos días se mantuvo en un estado letárgico y tenía que ser alimentada con una jeringa regularmente. Pero para el tercer día, la pequeña Lulu comenzó a luchar, a ronronear y a mostrar su burbujeante personalidad al mundo.

Su proceso de recuperación no hubiese sido el mismo sin la ayuda de dos mujeres que la acogieron sin pedir nada a cambio: una de ellas se llama Vera, y la otra, bastante más conocida, es la modelo y actriz Beth Stern, esposa del famoso locutor radial Howard Stern. Beth es conocida por tener centros de acogida para gatos y gatitos en búsqueda de hogares definitivos, habiendo facilitado más de mil adopciones en total.

Carmen Weinberg

Afortunadamente, Lulu tuvo éxito en su búsqueda por el cariño eterno. Una familia de Nueva York llevaba un buen rato buscando adoptar a una amiga para su gato Mojo, y cuando encontraron a la pequeña Lulu en la cuenta de Instagram de Beth, se enamoraron de inmediato.

«Llegó a su casa definitiva, estaba muy entusiasmada y atrevida. A Mojo le encantó, sólo se dedicó a mirar sorprendido y la dejó jugar en todos lados. Ella estaba dulce y mimosa, Mojo la adoró».

Familia adoptiva de Lulu a LoveMeow

Ambos se han vuelto inseparables y hacen todo juntos. Mojo cumple el rol del hermano mayor y protector, mientras que Lulu es la revoltosa que parece nunca quedarse sin energías. Sin embargo, a Mojo no le afecta esta intensidad ya que es muy paciente, y cada vez que Lulu necesita acurrucarse, Mojo está allí para ella.

IG: @mojoandlulu
IG: @mojoandlulu
IG: @mojoandlulu

Este es un claro ejemplo de que sólo un mínimo detalle puede cambiar nuestras vidas, y en el caso de Lulu, ese detalle fue Carmen, la mujer que la encontró. ¡Un brindis por la gatita y su querido hermano!

Puede interesarte