Por Moisés Valenzuela
1 octubre, 2018

Por una extraña razón este gatito no crece, pero es todo un luchador.

Francis tenía sólo tres semanas de haber nacido cuando fue llevado a Nova Cat Clinic. Sus hermanos pesaban casi 300 gramos y se veían bastante sanos, sin embargo, él no alcanzaba ni la mitad de su tamaño y peso. 

El pequeño maullaba sin parar y se veía muy frágil. Al verlo, Ellen Carozza, una de las veterinarias del lugar, no pudo resistirse: inmediatamente supo que quería llevarlo con ella a casa y así lo hizo.

Instagram Ellen Carozza

Francis tiene una deficiencia hormonal que impide su crecimiento y eso explica su tamaño, sin embargo, además de esto presenta múltiples dificultades. Ellen sabía que adoptarlo era un desafío, pero también está segura de que el gatito es un luchador desde el primer momento. Su tamaño no demuestra la valentía y la grandeza de su corazón.

Cuando cumplió dos meses, Francis recién tenía el tamaño de un felino de tres semanas. Sin embargo, gracias al amor y el cariño que Ellen le da, comenzó a estar cada vez más saludable y su estatura pasó a ser algo secundario. Es un perfecto gatito de bolsillo.

Instagram Ellen Carozza

Tiempo después, Ellen decidió adoptar a otro pequeño. Desde entonces, Francis es el encargado de dar la bienvenida a todos los gatitos nuevos que llegan, sin embargo, ninguno demora mucho tiempo en superar su estatura.

Instagram Ellen Carozza

Para su dueña, Francis salvó su vida con la paciencia, perseverancia y valentía que tiene, junto con todo el amor que ella le entrega. Y aunque sabe que la vida del pequeño gatito no será tan fácil como la de otros, está dispuesta a acompañarlo y a quererlo como si fuera el único gato en el mundo.

Puede interesarte