Por Luis Aranguren
4 noviembre, 2019

Solo se escondía en las piernas de su héroe, pasó mucho tiempo antes de dejarse tocar por otra persona.

Durante una caminata normal por el bosque, Dan Marrero y Dusty Showers se percataron de algo, en la distancia se escuchaba un gemido triste por lo que decidieron ubicarlo. Al acercarse se dieron cuenta que solo había una casa quemada y lastimosamente había un pequeño cachorro dentro.

No dudaron ni un segundo en sacarlo de ahí, se veía triste y desnutrido por lo que necesitaba rápida atención médica.

Dusty Showers

El animal que se veía que había sufrido bastante no confiaba en ellos y decidió esconderse por lo que una trampa fue necesaria. Al atraparlo se lo llevaron, pero no podían dejar de notar que temblaba mucho así que solo se escondía en las piernas de Dusty.

Dusty Showers

Era difícil hacer que se relacionara con otras personas, realmente les tenía miedo y aunque era algo de suponer todos se ponían tristes al pensar en lo que tuvo que pasar esta perrita.

Dusty Showers

La llamaron Shelley y poco a poco al ver que puede ser amada comenzó a sentirse bien entre los humanos. Tuvo la suerte de encontrar una familia de adoptiva, ahí le enseñaron algunos trucos y modales y le dieron un nuevo nombre, Kiya.

Su estado de ánimo cambió radicalmente, Kiya se había vuelto una vibrante perrita y se dejaba querer con facilidad.

Dusty Showers

Haber olvidado esa infancia seguro no fue fácil, pero mucho tiempo y cuidados hicieron que volviera a creer. Ningún animal debe sufrir lo que este perrito sufrió, un trauma que le costó olvidar y que solo el amor lo hizo dejar atrás.

Dusty Showers

Ahora solo le queda una vida de felicidad, sentirse querida y querer porque ya todo fue olvidado. Una inocente perrita que salió de las piernas de su cuidador para ser feliz.

Puede interesarte