Por Lucas Rodríguez
4 junio, 2020

La noticia entristeció muchísimo al mundo. Por suerte, los más talentosos entre nosotros decidieron rendirle tributos de maneras bellas y emocionantes.

La especie humana es un grupo de personas con tantas virtudes como faltas. Nos podemos enorgullecer de ser las criaturas que decidieron no solo poner colores a los muros, sino que darles formas y conceptos, lo que terminó en murales capaces de hacernos llorar de la emoción, como la Capilla Sixtina. Pero también, inventamos macabros explosivos y armas de fuego, capaces de segar vidas a tal velocidad, que el usuario ni siquiera tendrá que detenerse a notar lo que acaba de hacer, como ocurrió en la Segunda Guerra Mundial. 

Facebook: Mohan Krishnan

Es ese balance entre maravilla y horror el que nos define. Ojalá pudiéramos solo dedicarnos a hacer acciones increíbles. Pero la realidad es otra. El mayor contento que tenemos día a día, es el hecho de que por cada mala decisión, consciente o inconsciente, que tendrá una mala consecuencia, al menos habrá varias que la compensarán.

Facebook: Mohan Krishnan

Puede que el mundo animal sea el lugar donde ese principio se vea representado de la manera más obvia. Por un lado, hay muchísimas especies que hemos protegido con leyes y el esfuerzo de voluntarios, lo que llevó a que elevaran sus números o se alejaran de la extinción. Pero luego no acordamos, que en muchos casos, lo que los llevó a la extinción en primer lugar fue la acción de las personas. 

Facebook: Mohan Krishnan

Una historia así nos encontramos con la noticia que difundió Sky News, en torno a una elefanta que ya no se encuentra entre nosotros.

El maravilloso animal era conocido en el sector del Silent Valley Forest de Attapadi, Kerala, en la India. Los cuidadores siempre la venían como una de las ejemplares más destacadas. Esto solo aumentó el horror del cuidador cuando la encontró en una pequeña laguna.

No tenía signos vitales, al igual que la cría que llevaba en su estómago:

“Ella confiaba en todos. Cuando la piña que se comió explotó, ella debió haber pensado no en su propia salud, sino que en la de la cría que iba a dar a luz en 18 a 20 meses más”.

–Mohan Krishnan, guardaparques, en el Facebook de Vida Salvaje de Kerala–

Artistas han tomado este trágico hecho para hacer bellas y sentidas obras de arte, las cuales han inspirado a muchos, y, quizás, significan un pequeño aporte al generar consciencia sobre la violencia hacia los animales.

@sifydotcom

La última conversación: Madre, no podré ver el mundo. No lo lamentarás, bebé. 

–dibujo de @sifydotcom

@theinkedletters

Creímos en ti. Tú nos traicionaste. 

–afiche decorativo de @theinkedletters

Remics Comics

Lo que ella vio / Lo que le diste.

¿Por qué, humanos?

–afiche de Remics Comics

La causa de su fallecimiento fue descubierta como una de lo más macabra. En su estómago había restos tanto de una piña, como de explosivos de pequeño calibre.

@SaeedNooree

El cuidador rápidamente unió los puntos: muchos granjeros de la zona usaban esa técnica, de llenar una fruta con algo amenazador, para prevenir que los jabalíes de la zona se comieran sus cosechas.

@karanacharya7

Si alguien usó la misma técnica de a propósito con la elefanta, o fue una piña que alguien dejó pensando en los jabalíes, aun no lo sabemos.

Facebook: uday.mohite.99

Lo siento bebé.

–Facebook: uday.mohite.99

Por el momento, solo nos podemos consolar con los ejemplos de arte y tributos que el Internet se preocupó de producir.

@tedthestoner

“Bebé, nos dieron comida.

Los humanos son tan buenos.”

Son dibujos sentidos, algunos bastante fuertes, lamentando la pérdida no solo de este elefante, sino que también, de la cría que llevaba en su vientre.

Facebook: sanjeeta.pokharel

Esperemos aprender la lección después de esta tragedia. La historia inspiró una petición, para pedir mayor protección para los maravillosos elefantes. El fin de la petición es que el crimen sea investigado, cosa de que se sepa la verdad y los culpables tengan que enfrentar el castigo correspondiente. 

Puede interesarte