Por Antonio Rosselot
13 octubre, 2020

El rapero Glomula (EE.UU) fue víctima de una mujer que lo increpó agresivamente por su color de piel. Lamentablemente la cachorrita sufrió el daño físico del altercado y terminó siendo ella la agredida, pero Glomula se la llevó a casa para cuidarla y no la soltó más.

El mundo está lleno de personas de mal corazón y con propósitos errados en la vida, pero siempre hay casos que resaltan negativamente sobre los demás.

El rapero Glomula (EE.UU) publicó un video en sus redes sociales hace unos días, en donde se le ve encarando a una mujer en la calle mientras ella sostiene a una pequeña cachorrita en sus brazos. La verdad es que la perrita no se ve muy firme, porque la mujer está totalmente concentrada en intimidar al rapero.

IG: @mulaflare / BoredPanda

Tal como dicta la tendencia actual, estamos en presencia de una “Karen”, término usado por los estadounidenses para describir a las mujeres blancas que muestran actitudes racistas, sexistas y se quejan de todo, las que hemos visto en demasía en los últimos meses. Pero en este caso, el detalle de la perra era algo inédito.

La mujer, visiblemente alterada y sin pestañear en ningún momento —quién sabe qué consumió antes del altercado—, en un minuto empezó a increpar al rapero preguntándole de dónde venía, qué estaba haciendo y criticándolo por ser afrodescendiente, todo esto en la mitad de una calle. Glomula quería irse pero no podía volver a subirse a su automóvil, bloqueado por la mujer.

IG: @mulaflare

Aunque en un minuto, la cosa se pone aún más tensa cuando Glomula le pregunta a la mujer por qué tiene a la perrita afirmada de tan mala manera.

Y en un acto de pésimo gusto y derechamente agresor, la mujer no encontró nada mejor que lanzarle la cachorrita a la cara del rapero como si fuese un objeto inerte; evidentemente, la pobre peludita sufrió al caer al suelo y lloró refugiándose en los pies de Glomula, que no podía creer lo que estaba viendo.

IG: @mulaflare / BoredPanda

En un minuto la mujer se fue, y Glomula se quedó consolando a la cachorrita, que no entendía nada de lo que estaba pasando. Y como no podía ser de otra manera, el rapero decidió llevársela a casa y adoptarla.

En una serie de fotos subidas a su cuenta de Instagram, Glomula mostró su conexión con su nueva mascota, a la que bautizó como Movie. Se nota que la perrita tiene ahora un hogar donde es querida y amada, y en el que ciertamente no la lanzan como si fuese una pelota ni la usan para dañar a otras personas.

View this post on Instagram

Me n movie

A post shared by Glomula (@mulaflare) on

Además, el rapero creó una campaña de recaudaciones para poder hacerse cargo de las necesidades inmediatas de Movie y el cuidado en sus primeros meses de vida. Si bien pidió 3 mil dólares en un comienzo, el video de la agresión tuvo un gran alcance y muchas personas se hicieron presentes con donaciones para asegurarse de que Movie tuviese una buena vida; la campaña llegó a su meta en sólo 8 horas y hoy acumula más del doble de lo solicitado.

Afortunadamente la perrita tuvo un buen destino dentro de su sufrimiento, y sinceramente no podemos entender cómo aguantó esos meses viviendo con la mujer maltratadora y racista. Hoy sólo disfruta y da cariño a su nuevo dueño.

ADVERTENCIA: El siguiente video contiene abuso animal y lenguaje sensible en inglés. Se recomienda discreción.

View this post on Instagram

I jus b tryna live my life g

A post shared by Glomula (@mulaflare) on

Respecto a ella, es muy preocupante que exista gente con ese nivel de violencia circulando libremente por las calles. Pero el karma se encargará de hacerla pagar por sus atrocidades y su manera de pensar digna del siglo XIX.

Puede interesarte