Por Romina Bevilacqua
3 diciembre, 2014

Ante la crítica situación que enfrenta la vaquita marina, una especie de marsopa similar a un pequeño delfín, la organización ambientalista Greenpeace ha emitido una petición dirigida al presidente mexicano para que tome medidas para evitar la extinción de la especie.

La vaquita (Phocoena sinus) es una especie endémica de la parte Norte del Golfo de California, México, y se ha visto gravemente afectada por la captura incidental en redes de pesca. Según la organización, en solo  dos años la mitad de las vaquitas marinas han desaparecido y actualmente sólo quedan 97 en la vida salvaje y de acuerdo a los últimos informes científicos, si esta la situación continúa, la especie podría desaparecer en 3 años y para 2018 ya no quedaría ningún ejemplar.

«El presidente de México, Enrique Peña Nieto, debe actuar ahora, prohibir la pesca destructiva en todo el hábitat de la vaquita y declararlo Reserva Marina», declaró Milko Schvartzman, coordinador de la Campaña de Océanos de Greenpeace. «Durante estas décadas existieron muchas oportunidades para tomar medidas que evitarán llegar a esta situación. La pesca ilegal y la falta de controles son responsables de que la vaquita hoy corra riesgo«, destacó.

vaquita-marina-960x623-1

En la organización auguran que la vaquita podría ser el próximo mamífero marino en desaparecer, después de la reciente extinción del delfín de Baiji del río Xangtze en China. Asimismo destacan que cada año aproximadamente 300 mil ballenas, delfines y marsopas mueren a causa de la captura incidental y que una de las principales actividades de pesca implicadas es la captura incidental de peces ‘ Totoaba ‘, otra especie en peligro crítico, cuya vejiga se trafica ilegalmente a China, a través de los EE.UU., para su consumo. Además señalan que después de décadas de pesca destructiva a la vaquita,  esta especie tiene pocas posibilidades de supervivencia.

«Si estos tres gobiernos (México, China, EEUU) no toman medidas eficaces, la comunidad internacional va a aplicar sanciones severas sobre todas las pesquerías mexicanas», finalizó Milko Schvartzman.

Greenpeace también hizo un llamado a los ciudadanos de todo el mundo para que firmaran la petición dirigida al Mandatario Enrique Peña Nieto, que ya cuenta con más de 230 mil adeptos, para reclamar la necesidad de aplicar medidas eficientes para proteger a la vaquita marina.

Puede interesarte