Por Luis Lizama
29 julio, 2020

«Hacemos lo que podemos. Tratamos de darles lo mejor con lo poco o lo mucho que uno tiene. A veces, como ahora, no podemos tanto y tenemos que pedir ayuda. Cuando tenés animales, todo sirve. Necesitamos alimentos, remedios, collares, correas, ropa de abrigo, pañales… lo que puedan», comentaron a medios locales.

Rescatar a un animal callejero es darle una segunda oportunidad en su vida. Es un increíble gesto de solidaridad, algo que solo los más bondadosos hacen. Generalmente las personas tienen un par de mascotas, no mucho más que eso, sin embargo, las protagonistas de esta historia superan esa cifra con creces.

Son tres amiga argentinas que adoptaron a más de 50 perritos callejeros en su hogar. Lo suyo es para no creer, un gesto hermoso y sin precedentes, pero lamentablemente se están quedando sin recursos. Esperan una mano (o una patita) solidaria, que quiera ayudarlas en lo que sea. Ellas han sido muy bondadosas, ahora es momento de devolverles el favor.

Mariela, Marisel y  Lina, son las tres solidarias colegas de Malvinas Argentinas, que cuidan de perritos lisiados, enfermos, ciegos y obviamente muchos sanos. Todos son rescatados y cada uno tiene su nombre: Está flaco, la gorda, morena y tantos otros. Incluso tienen una enfermería, donde están los canes que no caminan.

Los cuidan, dan amor, alimentan y -lo más importante- les han dado una familia.

Captura de pantalla (Todo Noticias)

Todos viven en la casa de una de ellas, implicando un enorme gasto, sobre todo en alimentos. Ahora, debido a la pandemia, Mariela quedó sin trabajo y sin comida ni recursos. Por este motivo, el medio TN (Todo Noticias) les realizó un reportaje en su sección «No estás solo», para viralizar la historia.

Lamentablemente en el barrio hay muchos animales en situación de calle. Ellas los alimentan a todos, incluso a quienes no viven en el hogar. Un corazón solidario no conoce barreras.

Captura de pantalla (Todo Noticias)

De momento sólo están con 24 perritos en casa, pero en un momento fueron más de 50.

«Hacemos lo que podemos. Tratamos de darles lo mejor con lo poco o lo mucho que uno tiene. A veces, como ahora, no podemos tanto y tenemos que pedir ayuda. Cuando tenés animales, todo sirve. Necesitamos alimentos, remedios, collares, correas, ropa de abrigo, pañales… lo que puedan».

Explicó Mariela, la dueña de casa, al medio TN.

Captura de pantalla (Todo Noticias)

Los callejeros que viven en las afueras de su hogar también reciben cariño y alimento. Ya las conocen y saben que son personas de buen corazón.

Ahora es momento de devolverles la mano, viralizando su situación y haciéndola llegar a muchísimas personas, para que puedan recibir la ayuda necesaria. ¡Ayudémoslas!

Puede interesarte