Por Antonio Rosselot
30 noviembre, 2020

De acuerdo al registro de ViralHog el abuelo no quería mascotas en su apartamento de San Cristóbal (Venezuela), pero cuando sus nietos llegaron con el pequeño Patshi, apenas bastaron dos meses para que la perspectiva del anciano cambiara por completo. Este video resume perfectamente el cambio.

¿Cuál es la mejor manera de ablandar algún corazón duro y frío como el acero? Claro, una mascota. Y no importa que te digan que no les gustan los animales o que se muestren reacios a compartir con ellos, es cosa de darles un tiempo y van a cambiar su actitud, se los aseguramos.

Si no lo creen, es cosa de ver este video compartido por ViralHog y enviado originalmente por una persona de San Cristóbal (Venezuela). En su relato, la persona comentó que cuando él y su hermano rescataron a su mascota Patshi y se la llevaron a casa, el abuelo de ambos señaló que no quería perros en su apartamento.

YouTube / ViralHog

Pero pasaron dos meses y la actitud del anciano cambió completamente, ya que ahora prácticamente no puede vivir sin el peludo. De hecho, el video lo muestra descansando junto a la mascota con una placidez realmente envidiable.

“Sólo bastó un par de meses para que se encariñara con el perrito de forma exhaustiva. Le da comida varias veces al día, duerme con él, le hace pelotas con sus medias viejas, y lo sube a la ventana para que mire el paisaje, entre varias otras cosas”.

—Descripción del video en ViralHog—

YouTube / ViralHog

El video no deja mayor lugar a explicaciones: el abuelo y el peludo están echados sobre la cama boca arriba, pasando una mañana de descanso y holgazaneo.

La posición del perro es realmente de una tremenda desfachatez: está completamente estirado, con las patas en alto y con los ojos cerrados mientras el anciano le acaricia la panza.

Seguramente el abuelo no esperaba encariñarse con un animal, pero en esta pandemia cualquier compañía sirve, sobre todo si es para distraerse un poco de la crudeza y la incertidumbre que nos brinda el mundo actual.

Puede interesarte