Por Luis Aranguren
4 diciembre, 2020

Aunque a nivel económico y social esta enfermedad fue un problema, para la naturaleza las cuarentenas significaron un momento de descanso.

Desde comienzos de este año el mundo comenzó a vivir uno de sus momentos más duros en la modernidad. El coronavirus nos enseñó a que estar en casa no siempre es tan malo, siempre que se conserve la salud.

Eso no significa que no quisimos salir, pero veíamos en televisión que quienes desobedecían eran multados y en el peor de los casos se contagiaban.

Getty Images

Si bien para el ser humano fue de lo peor, no fue lo mismo para la naturaleza que pudo seguir su curso sin la molestia humana. Ante la ausencia del ruido de autos, turismo agresivo y otras situaciones vimos cómo salían más y caminaban con más tranquilidad.

Pues en esa misma línea la alcaldesa de Benito Juárez dio la buena noticia sobre la mayor anidación de tortugas en los últimos años.

Alcaldía de Benito Juárez

Alrededor de 1 millón 324 mil 69 huevos de cuatro especies distintas se registraron en Cancún durante esta pandemia. Si bien el año no ha terminado, este registro supera por mucho los obtenidos anteriormente por el Programa de Protección y Conservación de las Tortugas Marinas.

“Logramos una mayor anidación a la que los expertos esperaban en esta temporada, lo que nos demuestra que esta pandemia ha permitido que la naturaleza respire”.

–Alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama dijo en un comunicado oficial

Si bien a medida que avanza el tiempo todo va volviendo a la antigua normalidad, esperan poder mantener esta tendencia. Esto debido a que 6 de las 7 especies de tortugas marinas que existen en el mundo llegan a playas mexicanas y desean seguir contribuyendo al crecimiento de su especie.

Getty Images

Cada día la Policía Turística y el personal ecológico recorren las playas de Cancún para supervisar los nidos. Son 12 kilómetros de extensión a los que afortunadamente se ha unido el sector hotelero colocando más de 50 corrales de protección.

Durante su nacimiento, las tortugas marinas suelen necesitar ayuda para llegar al mar, pues suelen ser víctimas de aves rapiñas y también las tortugas se privan de colocar sus huevos donde ven mucho movimiento.

Getty Images

Es por eso que el coronavirus colaboró en esta ocasión, al no haber visitantes en las playas sintieron la tranquilidad de colocar sus huevos. Aunque es un virus horrible que deseamos acabar, nos enseñó algunas lecciones y es que debemos cuidarnos y cuidar a la naturaleza.

Getty Images

No solo son estas tortugas marinas, también son los animales del resto del mundo quienes pudieron ser más libres en nuestro encierro.

Puede interesarte