Por Diego Aspillaga
21 enero, 2020

Este grupo de koalas, wombats y canguros sobrevivieron a los incendios y ahora se alimentan, asean y juegan gracias a la tormenta que llegó para apagar los incendios y reponer sus alicaídos espíritus.

Australia se estaba quemando por completo. Y si bien las 28 vidas humanas perdidas, las personas desplazadas y las granjas destruidas eran hechos gravísimos, fue el sufrimiento animal el que causó más impacto. 

Phillipe Francois

Y es que después de 4 meses de intensos incendios forestales, el mundo miraba con horror como más de mil millones de animales perdían la vida y especies como los canguros y koalas pasaban de ser exóticos a estar en un verdadero peligro de extinción. 

Australia era un verdadero infierno. Cielos rojos, ceniza, humo y cadáveres de animales que no alcanzaron a escapar formaban parte de una postal dantesca que parecía indica el fin de los tiempos para los habitantes humanos y animales del subcontinente. 

API

Pero no hay catástrofe que dure mil años ni incendio que arda para siempre.

Después de meses rogando por la ayuda de la madre naturaleza, una masiva tormenta llegó para apagar gran parte de los incendios y darle un merecido respiro a los australianos y a su fauna.

@jessxrubina

Y la lluvia fue agradecida con creces. Granjeros, jóvenes y autoridades salieron a darle la bienvenida al agua que llegaba para terminar con la crisis. Y ellos no fueron los únicos.

En un video publicado por el parque nacional Symbio Wildlife Park, se puede ver como canguros, koalas y wombats -tres de las especies más emblemáticas del país y los más afectados por las llamas- disfrutan del agua que cae del cielo.

Estos animalitos son de los pocos sobrevivientes que pudieron ser rescatados y localizados en un lugar seguro. Después de meses de ver cómo morían sus familiares y sus hogares se transformaban en cenizas, hoy estos tiernos marsupiales son vistos relajados, compartiendo y disfrutando del agua que tanto extrañaban. 

Symbio Wildlife Park

En las imágenes, que ya han sido vistas por más de 120 mil personas, se ve como una manada de canguros aprovecha las pozas que deja la lluvia para jugar, asearse y compartir un momento agradable.

También protagonista del video es un tierno koala que se alimenta con hojas frescas de eucalipto. Comparar esa imagen con las terribles fotografías de otros koalas afectados por los incendios hace que la tierna escena sea muy potente.

Symbio Wildlife Park

Por último, se puede ver cómo un pequeño wombat se alimenta mientras el agua lo refresca. Estos animalitos, que fueron catalogados como héroes luego de que se confirmara de que permitían a otros animales se refugiaran del fuego en sus propias madrigueras, fueron de los más afectados por los incendios y, al no ser tan conocidos como las dos especies anteriores, habían pasado desapercibidos.

Si bien las lluvias no han pasado sin causar estragos en ciertos sectores debido a la deforestación provocada por el fuego, estas imágenes demuestran la felicidad y la calma que trajo la tormenta tanto para las personas como para los animales. Si bien la crisis aún no termina, ésta se ha hecho un poco más llevadera después de la lluvia.

Symbio Wildlife Park

Cuando las nubes se vayan y el calor comience a causar estragos nuevamente, los australianos estarán descansados y listos para seguir luchando por su país y sus animales.

 

Puede interesarte