Primero les prohibieron a las personas de más de 100 kilos montarse, ahora buscan que los demás recapaciten si es necesario recorrer sobre los animales habiendo otras alternativas como caminar o usar teleféricos.

La isla de Santorini en Grecia es reconocida por sus museos y hermosas playas… además los turistas pueden recorrer la zona en burros, algo que llama bastante la atención. Sin embargo, por años se abusó tanto de estos animales, que en octubre se les prohibió a las personas de más de 100 kilos montarse en ellos.

Si bien fue un gran avance para estos nobles animales, los animalistas no quedaron demasiado conformes.

Por ello la organización benéfica de rescate de animales llamada The Donkey Sanctuary lanzará, durante los próximos días, una campaña que busca hacer recapacitar a los turistas sobre qué tan necesario es montarse en burros y recorrer el lugar, habiendo múltiples formas de hacerlo… como es caminando o utilizando los teleféricos.

Facebook @Help the Santorini Donkeys

«Sus pezuñas», como fue nombrada la iniciativa, animará a los viajeros a considerar el bienestar de estos burros. Quieren que se detengan y aprecien si los burros y las mulas reciben un trato digno, tienen suficiente sombra y agua, y si las cargas que se les pide que transporten son adecuadas.

Esto, porque muchos ven esta forma de desplazarse como una parte auténticamente griega que hay que vivir, ignorando el daño que podrían estar infligiendo a la salud de los burros, sobre todo ahora que su demanda ha aumentado durante los últimos años, según The Guardian.

Twitter @Ingrid Newkirk

Y es precisamente ese turismo excesivo el que ha ejercido presión sobre los burros de Santorini, haciendo que sufran distintos problemas de salud, como lesiones en la columna vertebral, llagas y agotamiento.

Twitter @The Donkey Sanctuary

Por suerte hay personas que se preocupan de ellos y quieren evitar su innecesario sufrimiento.

Puede interesarte