Se jactaba de haber cazado a un animal en peligro de extinción, en las redes sociales.

Cuando alguien comete una grave falta contra el mundo animal y la expone públicamente, jactándose de sus actos, existe cierto placer en poner a esa persona en vergüenza, que pague un poco por su horrible conducta. Eso fue lo que le sucedió recientemente a esta mujer; debió pagar las consecuencias públicas que tiene el asesinar a un animal en peligro.

Una taxidermista estadounidense publicó en las redes sociales una foto de ella sosteniendo a un tigre asesinado junto al siguiente comentario:

“Ha comenzado la temporada de caza”

-Taxidermista-

“Los ciberactivistas de Anonymous nombran y ponen en vergüenza a la mujer que `asesinó a un tigre inocente´”

La fotografía levantó la ira no sólo de los conservacionistas, sino de todos quienes estamos en contra de la caza de animales en peligro de extinción.

Pero hay un particular grupo que fue tocado por la fotografía y que tenía las armas suficientes para ponerla en ridículo: Anonymous.

Anonymous-isis-bitcoin-opisis
Fuente

Anonymous es un movimiento internacional de ciberactivistas anónimos y descentralizados, es decir, muchos de ellos actúan por su propia cuenta. Su lema es: “El conocimiento es libre. Somos Anonymous. Somos Legión. No perdonamos. No olvidamos. ¡Esperadnos!”. Constantemente lanzan ciberataques contra distintas entidades que, a su juicio, están cometiendo algún tipo de abuso. Ellos abogan por la libertad de expresión, por la independencia de Internet y contra algunas organizaciones en particular.

En este caso, uno de sus miembros decidió desenmascarar a esta mujer, publicando junto a su fotografía su nombre, dirección y datos personales, haciéndola el blanco de los reproches. Además, colocaron el siguiente comentario:

“Tú matas a los animales en peligro por dinero. A pesar de la disminución masiva de los tigres, esta bruja siente que la muerte de uno de ellos está justificada. Ese tigre había pasado su vida entera en una jaula”

-Anonymous-

Anonymous_emblem.svg
Fuente

Es decir, su hazaña tenía poco y nada de caza, el animal había pasado su vida entera en una jaula y fue asesinado por esta mujer. The Mirror, quienes recientemente publicaron la noticia, habían mantenido la identidad de la mujer en secreto, para no ponerla en peligro.

Por otra parte, la mujer afirmó en Facebook que ella había dado muerte al tigre por razones humanitarias; el animal estaba supuestamente enfermo:

“Su dueño me llamó para poner fin a su miseria. Éste es mi trabajo y adoro a todos los animales”

-Taxidermista-

Recordemos que ésta no es la primera ocasión en que Anonymous apoya las causas animalistas y va en contra de quienes cometen este tipo de abusos. A fines de noviembre, algunos sitios webs del gobierno de Islandia fueron hackeados por la agrupación en protesta contra la caza de ballenas.

Nadie debiera nunca jactarse del asesinato de un animal, menos aún si se encuentra en peligro.

Puede interesarte