Por Juan David Montes
15 julio, 2016

Aumenta puntos en tu juego de jardinería.

Para tener un jardín, o incluso sólo unas cuantas plantas, en óptimas condiciones es necesario ser constante a la hora de cuidarlo. Esto no significa que tengas que vivir en función del reino vegetal, y mucho menos si aprovechas algunos trucos que te ayudarán a simplificar una de las tareas más rigurosas: el riego de agua.

Sin necesidad de instalar una estructura compleja, tu jardín y tú pueden gozar del riego automático del sistema de goteo. Los materiales son fáciles de conseguir y, con seguridad, ya tienes algunos en casa.

Vas a necesitar:

Una botella de plástico vacía por cada planta que tengas.
Un destornillador o un cuchillo, para perforar las botellas.
Una manguera.

Estos son los pasos que tienes que seguir:

1. Abre pequeños orificios en la parte inferior de las botellas.

0b75e617aa82
nina62 / Vía liveinternet.ru

2. Ubica las botellas dentro de la tierra, como una planta más.

759f4ee939b5
nina62 / Vía liveinternet.ru

3. Con la ayuda de una manguera llena las botellas con agua.

c653d1f7ef5b
nina62 / Vía liveinternet.ru

Algunos consejos:

Es probable que la tierra bloquee los orificios así que no olvides revisar las botellas de forma regular y remover las partículas incrustadas.

Procura que el agujero esté ubicado a la misa altura de la raíz.

Este sistema también puede ser utilizado en árboles, pero tendrás que ubicar seis botellas alrededor del tronco.

Puede interesarte