Por Valeria Urra
13 junio, 2022

“Con tantos buenos animales que necesitan ser rescatados, no hay necesidad de fábricas de cachorros abusivas para abastecer las tiendas de mascotas. Nuestros compañeros de cuatro patas deben ser tratados con respeto, no como mercancías”, comentó uno de los patrocinadores del proyecto de ley.

A través de los años se ha luchado mucho en contra de la crueldad animal, con acciones realizadas por pequeñas agrupaciones, ONG’s internacionales e incluso gobiernos.

En este caso, el apoyo vino desde el poder legislativo de Nueva York en Estados Unidos, donde se aprobó el proyecto de ley S1130 o “Puppy Mill Pipeline” (Proyecto de Ley del Oleoducto de las Fábricas de Cachorros), en el que se tratan dos grandes ejes: La prohibición de la venta de perros, gatos y conejos en tiendas minoristas de mascotas, y la autorización de la colaboración con entidades para facilitar espacios de exhibición de gatos o perros en determinadas entidades con fines de adopción.

Yod67

Este proyecto de ley, que fue emitida con el patrocinio del senador Michael Gianaris y la asambleísta Linda B. Rosenthal, “detendría el flujo de cachorros cruelmente criados en Nueva York”, según un comunicado de prensa de “La Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad contra los Animales” (ASPCA). 

“Los lindos cachorros, gatitos y conejitos en los escaparates de las tiendas de mascotas enmascaran una triste realidad: estos animales son producto de una terrible negligencia en las fábricas de cachorros. Las fábricas de cachorros, gatitos y conejitos usan y abusan de los animales para producir mascotas para la venta, que a menudo están plagadas de enfermedades congénitas, que cuestan a los consumidores desprevenidos cientos o miles de dólares en facturas veterinarias y un estrés emocional incalculable.

Linda B. Rosenthal

Pixabay

Mientras que Michael Gianaris comentó que “Con tantos buenos animales que necesitan ser rescatados, no hay necesidad de fábricas de cachorros abusivas para abastecer las tiendas de mascotas. Nuestros compañeros de cuatro patas deben ser tratados con respeto, no como mercancías“.

Ambos patrocinantes defendieron este proyecto de ley que fue respaldada por grandes asociaciones de bienestar animal, tales como la ASPCA, la Sociedad Protectora de Animales de los Estados Unidos, la Federación de Protección Animal del Estado de Nueva York, Votantes por los Derechos de los Animales, Sociedad Protectora de Animales de Compañía, Fondo de Defensa Legal Animal y el Comité de Derecho Animal de la Asociación de Abogados de la Ciudad de Nueva York.

Pixabay

“Usted tiene la oportunidad de romper este ciclo de crueldad cerrando el oleoducto de las fábrica de cachorros”, lo que ayudaría a “dificultar que los criadores comerciales se beneficien de la crueldad”, indicaron en una carta abierta 18 celebridades, entre las que se encuentran Alec Baldwin, Anjelica Huston, Sir Patrick Stewart, Brooke Shields, entre otros.

Puede interesarte