Por Cristofer García
27 agosto, 2020

Este peludo sirvió para la Policía Nacional del Perú y murió en 1979 luego de muchos años de trabajo. Logró recuperarse de las heridas y dejó un legado.

Arno fue un perro de la Policía Nacional del Perú que ponía su vida en peligro durante cada misión y nunca tuvo miedo de cumplir su trabajo. Junto a su guía eran una pareja inigualable combatiendo el crimen, por ello, esta cuerpo de seguridad le rindió un homenaje.

Este peludo, especializado en defensa y ataque contra criminales, incluso llegó a ser herido de bala durante una de sus jornadas de trabajo, cuando defendió a su guía del ataque del delincuente.

Policía Nacional del Perú

“Con cada acción que realizan los animales nos permite comprender su nobleza y lealtad hacia los seres humanos. Compartimos la historia de Arno y su guía, quienes en el cumplimiento del deber arriesgaron su vida”, compartió la Policía Nacional de este país suramericano en el tributo publicado en la red social Facebook.

Para Arno no había misiones imposibles, por ello saltó encima del agresor cuando apuntó a su compañero policía con un arma. Lograron capturar exitosamente al hombre armado, pero, cuando su guía miró cómo estaba el perro, se dio cuenta que había sido herido gravemente.

Policía Nacional del Perú

Era una situación difícil en la cual cada segundo contaba para salvar la vida de Arno, por eso decidieron actuar de la manera más rápida posible para llevarlo de emergencia al hospital donde fue atendido. Afortunadamente, aunque en principio era un caso crítico, el can logró reponerse exitosamente. Y no solo eso, sino que también regresó a su puesto de trabajo.

Policía Nacional del Perú
Policía Nacional del Perú

“Tras ser operado en cuidados intensivos, Arno se recuperó y regresó a cumplir otro días más de servicio”, agregó este cuerpo policial en la publicación.

Policía Nacional del Perú

Arno brindó servicios para la policía de su país durante todo el tiempo que estuvo activo. El peludo vivió de 1970 a 1979 y, más de 40 años después de su muerte, lo recordaron con cariño, junto con la placa en las afueras de una de las sedes, que rinde homenaje a su trabajo y vida.

Puede interesarte