Por Ronit Rosenberg
10 octubre, 2018

Sinceramente, ¿cómo podrías castigarlo con esa cara adorable?

Dejar a nuestras mascotas solos en casa puede ser un tanto riesgoso, sobre todo si sabemos que son un poco traviesos. Si te ha tocado regresar del trabajo y encontrarte con una “sorpresa” de parte de tu perrito, entonces seguramente te sentirás identificado con esta historia.

La mayoría del tiempo los perros y los gatos hacen de las suyas cuando están solos como una forma de expresar su angustia y enojo porque los has dejado. Y está bien, no te sientas culpable.

Parte de “criar” bien a un perrito, es hacerle sentir la seguridad de que en casa está protegido y de que volverás pronto. Esa ansiedad se maneja a medida que crecen.

Facebook

Pero si piensas que solo los cachorros son hábiles traviesos, piensa nuevamente. Este bello Golden Retriever es un ejemplo de ello. Su humano entró al baño y vio un gran desastre con el papel higiénico. Lo había mordido, dejándolo desparramado por el suelo.

Facebook

El can estaba frente a una pared, como auto-castigo, con mirada de arrepentimiento y culpa. Obviamente a su amo no le gustó para nada lo que había hecho, sin embargo, creo que le debe haber sido imposible castigarlo porque nadie puede resistirse a su rostro adorable y asustado.

Claramente es una tarea compleja porque debemos ponerle límites para que no repitan más travesuras, incluso algunas que los pueden poner en peligros a ellos mismos, sin embargo, pensando en lo fieles, honestos, adorables, cariñosos que son, se anulan todas las ganas de enojarnos con ellos.

Facebook

Revisa el momento en que su amo descubre su travesura:

¿Te ha pasado algo así?

Puede interesarte