Por Moisés Valenzuela
26 septiembre, 2018

La mujer no dudó en ser ella la primera en auxiliar a su cachorro. Lo abrazó con sus piernas hasta que llegaron los salvavidas.

El amor por los animales, y particularmente por tu mascota, puede alcanzar niveles impensados. ¿Te imaginas qué serías capaz de hacer si tu perro estuviera en peligro? Si no eres capaz de dimensionarlo, tranquilo, esta mujer tampoco lo sabía hasta que estuvo en la situación.

Cuando paseaban por la orilla del Támesis, en Inglaterra, un perrito y su dueña jamás pensaron cómo terminaría su tarde: colgados de una escalera resistiendo hasta que llegara personal de rescate. Sí, tal como suena.

La pareja caminaba como de costumbre por Wandsworth, Londres. El recorrido lo habían hecho muchas veces y siempre sin problemas, hasta que, por un descuido, el labrador cayó al río.

RNLI

La desesperación de la mujer fue tanta que ni siquiera esperó por ayuda: sin pensarlo, bajó inmediatamente por una escalera para salvar a su perro. 

Gracias a sus esfuerzos, logró que su canino llegara a la orilla y lo abrazó con sus piernas. Sin embargo, no iba a resistir mucho tiempo de esa forma.

En ese momento, personal de la Royal National Lifeboat Institution (RNLI) vio lo que sucedía e inmediatamente fueron en ayuda. En un registro captado por ellos, se ve cómo la mujer y su labrador están en una dramática situación.

RNLI

Afortunadamente, el perro y su dueña salieron ilesos. Un bote salvavidas los llevó a ambos a un lugar seguro y la situación sólo quedó convertida en un mal rato. Sin embargo, desde la RNLI instaron a los dueños de mascotas a no arriesgar sus vidas.

«Siempre aconsejamos a los propietarios que no sigan a su perro en el agua y se pongan en peligro, sino que marquen el 999 y pregunten por el guardacostas. Podemos alcanzar a un perro angustiado muy rápidamente y devolverlo de manera segura a su dueño», dijo el timonel Glen Monroe.

El incidente fue el séptimo rescate de perros en el área este año según el RNLI, quienes cuentan con un perfecto protocolo para rescatar a personas y animales que caen al río. Sin embargo, el amor de esta mujer por su perro fue más grande y no dudó en ser ella la primera en tenderle una mano. 

Puede interesarte