Por Leonardo Granadillo
28 junio, 2020

Se quebró una patita, pero ganó mucho más de lo que perdió. Una nueva familia le espera, una segunda oportunidad de vida tras el terrible hecho.

Estamos en una época en la que los animales poco a poco han ganado terreno. Han pasado de ser la mascota de la casa a ser considerados miembros de la familia, al punto que algunos ‘millennials’ están optando por no reproducirse, y quedarse con los llamados ‘hijos caninos’. Sin embargo, dentro del gran amor que existe hacia estos seres, también se oculta maldad.

A través de una cuenta en twitter llamada Unidad de Bienestar Animal – MAG descubrimos un caso impactante: un perro que había sido lanzado desde un puente en San Salvador (El Salvador). Tras el impacto la mascota afortunadamente siguió con vida, no obstante, sufrió fracturas en sus patitas.

Twitter: @UBAsv

Fueron camilleros voluntarios de El Salvador los que se encargaron de rescatar al animal, que posteriormente fue trasladado a la Unidad de Bienestar Animal de El Salvador. Allí no sólo fue alimentado y atendido, también fue enviado al veterinario, lugar donde se le realizó la respectiva intervención quirúrgica de castración y las cirugías ortopédicas para soldar ambas fracturas.

La mascota recibió el nombre de Pepe, y se dice que ya tiene quien se hará cargo de él. Dentro del horripilante hecho de maldad y crueldad animal, también hay que quedarse con el aspecto positivo. El rápido accionar de los rescatistas y de la Unidad de Bienestar, permitió que este can vaya a tener una segunda oportunidad.

Twitter: @UBAsv

Los desgraciados que intentaron acabar con su vida, seguramente habrán escuchado de lo ocurrido y se habrán decepcionado por no cumplir su objetivo. Ahora Pepe es toda una estrella, es muy querido en todo el país y muy probablemente tendrá la vida que siempre soñó.

A veces dentro de las peores desgracias, podemos encontrar nuevas oportunidades. Un mensaje que el hermoso Pepe nos está enseñando con su fortaleza y su deseo de seguir luchando.

Puede interesarte