Por Diego Cid
12 octubre, 2017

Aseguran que sin un macho dominante, los demás cocodrilos comenzarán a realizar violentos y salvajes ataques con tal de probarse a sí mismos…

La naturaleza siempre nos asombra con sus increíbles creaciones, las que deberíamos respetar. Eso claramente fue lo que no sucedió con este impresionante cocodrilo de agua salada de 5.2 metros de largo que fue asesinado por un tirador desconocido. Su cuerpo apareció flotando en el río Fitzroy en Queensland, Australia.

Su tamaño es realmente impresionante, acercándose bastante al del más grande vivo en cautiverio, Cassius, que mide 5.48 metros de longitud.

La bala que dio muerte a este ejemplar atravesó por sobre su cráneo, provocando la mortal herida y alojándose ahí. Según las leyes ambientales de dicha locación, es ilegal dispararle a los cocodrilos.

Queensland Police

El ejemplar fue preparado para ser enterrado en la Granja de Cocodrilos Koorana tras la finalización de su necropsia, el tipo de autopsias que se realizan en animales.

Queensland Police

“No se ha capturado un cocodrilo de este tamaño en este estado por 20 o 30 años, puede que otros hayan sido cazados en la naturaleza y no lo sabemos, pero en las últimas tres décadas éste podría ser el más grande”.

John Leaver, propietario de la granja.

Queensland Police

La policía de Queensland y el Departamento de Medio Ambiente y Protección de la Herencia comenzaron una investigación para dar con el paradero del cazador que incurrió en el hecho de carácter ilegal.

Esta alteración en el ecosistema podría tener gran relevancia, pues sin el que se cree puede ser el dominante del sector, los demás cocodrilos más jóvenes comenzarán a actuar con violencia para establecer quién es el alfa, lo que supone un riesgo para la población.