Por Raúl Cobo
4 agosto, 2016

La equino-terapia es una eficiente forma de combatir adicciones como el alcohol y las drogas, además de otras patologías mentales como la depresión y las crisis de pánico.

Hemos hablado de animales abandonados y maltratados, pero entre todos esos animales hay uno, que tenemos muy cerca y que muchas veces hemos dejados de lado. Me refiero al mismo ser humano, ese animal que muchas veces es abandonado por los de su misma especie y que día a día sufre por intentar ser uno más dentro de esta sociedad. Afortunadamente, este ser humano puede contar con otra especie animal para ayudarlo, y esa es nada menos que el caballo.

1993389
Fundación La Manada

Hagamos algo de historia…

Los antiguos habitantes del pueblo celta acostumbraban a regalar un caballo a la persona de la comunidad que había sufrido la pérdida de un ser querido porque sabían que la ayudaría a sanar la ausencia y, además, creían que el caballo era mensajero entre los dos mundos. No fueron los únicos; muchos pueblos entendieron que el caballo era más que un animal a su servicio para la guerra, el transporte y el trabajo. En algunas culturas lo elevaron al estatus de divinidad.

Equinoterapia1
Fundación Belén, de escobar

Actualmente, los caballos siguen siendo una fuente de sanación personal bastante importante. Al menos así lo cree Cristobal Sánchez, director de fundación La Manada, especialista en equino-terapia, un método de sanación en la que se utilizan caballos para ayudar a las personas a superar sus problemas. Se trata de un sistema desarrollado por él y que no existe en otra parte del mundo. «Es autodidacta», describe. No obstante, en el tiempo que lo lleva implementando ha logrado excelentes resultados en más de 400 personas.

galeria-11

«El caballo por naturaleza vive con temor, porque es una presa. Ése es el mecanismo de defensa que tiene y es por eso que sobrevive. Y el ser humano es un cazador y debiera ser educado como tal, pero se educa como una presa. Cuando una persona no tiene las herramientas o la autoestima necesaria para enfrentar sus problemas y se empieza a llenar de miedos porque no sabe cómo resolverlos, de cazador pasa a ser una presa y evade sus problemas a través de la depresión, de la droga, del alcoholismo, de la bulimia, de la anorexia».

-Cristóbal Sánchez, director La Manada-

De esta manera, cuando alguien que siente temor llega hasta donde Cristóbal Sánchez, él le busca un caballo que tenga características similares, para que así la persona trabaje con una presa de verdad y naturalmente se vuelva a posicionar como un cazador.

galeria-6

La Equinoterapia que no sólo beneficia a los hombres, sino también a los animales, ya que Cristóbal trabaja con caballos enfermos para rehabilitar a las personas.

«Yo busco caballos ya sea de equitación, de salto, de rodeo, de riendas, de cualquier disciplina que no haya sido bien trabajado, que haya sido maltratado. Son caballos que en el fondo lo pasan mal, que quieren patear»

-Cristóbal Sánchez, director La Manada-

 

a-fondo-1993482h350
Fundación Belén, de escobar

Mientras tanto, en Argentina, existe la Fundación Belén, de Escobar, que es el primer centro de rehabilitación de adicciones que aplica la equinoterapia como una forma complementaria de abordar el tratamiento de la persona adicta. En un predio de 5 hectáreas, donde los pacientes tienen la posibilidad de desarrollar esta actividad y poder criar caballos propios.

«Generalmente estos tratamientos comienzan cuando el paciente sube al caballo, pero en nuestro caso, terminan ahí. La base de esta terapia en el caso de las adicciones es darles a los enfermos la responsabilidad de cuidar el caballo: alimentarlo, bañarlo y guardarlo. La posibilidad de montarlos es un premio y lo hacen 2 veces por semana. De esta manera, recuperan el sentido de responsabilidad que habían perdido por su enfermedad. Los resultados son óptimos. No hay un tipo de adicción en especial con la que esta terapia funcione mejor, esto sólo tiene que ver con los pacientes»

-José Gomá, director de Fundación Belen, de Escobar-

La equino – terapia no es algo nuevo. Por ejemplo las psiquiatras norteamericanas, de origen escocés, Adele Von Rust McCormick y Marlene Deborah McCormick han escrito numerosos libros del tema en las décadas del 70 y 80 . Desde otras áreas, las domadoras de caballo Linda Kohanov, Ariana Strozzi y Carolyn Resnik, en diferentes épocas y áreas de trabajo, han sido revolucionarias en su concepto de comunicación emocional con los caballos y han luchado mucho para que sus teorías sean reconocidas y aceptadas.

a-fondo-1993484h350
Fundación Belén, de Escobar

Estando ya en pleno siglo XXI, el tratamiento con caballos ha permitido que muchos niños y adultos, con diferentes patologías,que abarcan desde enfermedades graves hasta psicopatologías tan comunes como un ataque de pánico o alguna fobia, puedan encontrar un lugar de sanación en la calidez de este animal milenario y en un ámbito natural que les permite dar rienda suelta a sus emociones con mayor libertad.

Sin duda alguna, otra razón para más seguir amando a los caballos, y también, otra razón para amar aún más a quienes tenemos a nuestro lado.

Puede interesarte