Una historia que nos enseña a valorar a nuestro entorno natural y los beneficios que nos trae a diario sin pedir nada a cambio. 

El filósofo Jean-Jacques Rousseau dijo alguna vez: «la naturaleza ha hecho al hombre feliz y bueno, pero la sociedad lo deprava y lo hace miserable». Estas palabras resumen perfectamente lo que a este hombre le ocurrió y nos recuerdan que a veces sólo hace falta volver a conectarse con la naturaleza para volver a sentir esos sentimientos de alegría y bienestar. Para William Patino todo parecía ir a la perfección. A sus 25 años se había casado con la mujer de sus sueños, tenía un gran trabajo, una casa y todo lo que uno sueña con tener. Pero por alguna razón sentía un vacío. No tenía ánimo, «la vida había perdido su color y luz», cuenta él. Después de pasar un tiempo así terminó en la oficina de un médico que le diagnosticó depresión. Hace tiempo habían planeado un viaje a Europa con su esposa y casi tuvieron que cancelarlo, porque la depresión de William estaba apoderándose de su vida. «Estaba en un lugar oscuro y aterrador y ni siquiera sabía por qué«, recuerda William.

Yosemite-National-Park-Patino__880

Por suerte decidió realizar el viaje y, como es común en las vacaciones, llevaron la cámara que que su esposa había comprado hace poco tiempo. Pasaron los días frente a hermosos paisajes y él comenzó a interesarse por la fotografía. En cada destino notaba cuánto le gustaba crear composiciones creativas para mostrar la belleza del lugar en las fotografías. Una vez que regresaron a casa, descargó aplicaciones de fotografías e instagram y continuó tomando fotografías. Al principio de su perro, luego de la naturaleza alrededor de su hogar. «Eventualmente llegué a la playa para ver el atardecer. Desde entonces mi vida no ha sido la misma«, dice William. Por supuesto la depresión no lo dejó de la noche a la mañana, pero estar en contacto con la naturaleza lo ayudó a maravillarse nuevamente con las cosas simples, a valorar lo que había a su alrededor y la fotografía se convirtió en una nueva pasión. Gracias a eso él logró salir de la depresión.

«Mientras más fotos capturaba, más amor y belleza veía en el mundo», dice William. 

travel-nature-photography-depression-rescue-william-patino6

William Patino

«La depresión había privado a mi vida de los colores, pero a través de la lente estaba coloreándola nuevamente».

travel-nature-photography-depression-rescue-william-patino7

William Patino

Cosas que antes pasaban desapercibidas para él ahora destacaban frente a sus ojos y se convertían en algo digno de admirar.

travel-nature-photography-depression-rescue-william-patino3

William Patino

Todo le parecía distinto. Todo le parecía mejor. 

travel-nature-photography-depression-rescue-william-patino2

William Patino

Han pasado 3 años desde que tuvo ese cuadro depresivo y ahora él siente que su vida es mucho más completa y gratificante.

travel-nature-photography-depression-rescue-william-patino-5

William Patino

Ahora es capaz de apreciar las cosas simples de la vida, como un paseo por la orilla del mar.

Austinmer-sunrise__880

William Patino

«Soy muy agradecido de poder despertar cada día con esperanza nuevamente y comenzar un nuevo día con energía con cada salida del sol». 

Photography-rescued-me-from-depression-and-helped-me-see-the-world-in-a-new-light.-1__880

William Patino

«La fotografía es mi forma de expresarme, algo de lo que dependo como el aire que respiro». 

travel-nature-photography-depression-rescue-william-patino1

William Patino

Puede interesarte