Por Alejandro Basulto
31 marzo, 2021

Adiós camarada perruno Shirley, gracias por esos 12 años alegrando los días de quienes salvan las vidas de las demás personas.

Los perros son animales conocidos por muchas cualidades. Una de ellas y tal vez la más conocida es su lealtad. Pero además de ser seres vivos muy fieles a sus dueños y familiares, también destacan por ser sumamente divertidos y amigables, arreglándoselas siempre para alegrarnos el día. Tener a un can de mascota, es contar con un compañero que nos sacará una sonrisa incluso en los más momentos más duros o tristes. Un amigo peludo que pareciera que apareció en el mundo para hacer a todos felices.

Segunda Compañía Bomberos Talagante / Twitter

Alegrías y días inolvidables como los que vivieron los bomberos de la Segunda Compañía de Talagante, en Chile. Ya que este heroico cuerpo de personas dispuestas a dar su vida para combatir incendios y salvar a otras, contaron durante 12 años con la leal compañía perruna de Shirley, un simpático y pequeño can, que siempre les esperaba en su cuartel antes y después de cada siniestro. Mascota del equipo bomberil que nunca pareció no preocuparse de brindarles la contención o un momento de distensión cuando más lo necesitaban.

Segunda Compañía Bomberos Talagante / Twitter

Sin embargo, nada es para siempre, y luego de 12 años juntos, este adorable perro dejó de vivir. Estaba viejo y tenía ya varios padecimientos en su cuerpo, por lo que para muchos no fue sorprendente que le llegara la hora de abandonar esta realidad. Luego de tanto tiempo brindando de su cariño y simpatía, este can había recibido por fin su descanso. Dio mucho por quienes salvan las vidas de los demás día a día. Y sin quererlo, se transformó en el héroe de los héroes.

Un animal que siempre estuvo para salvarlos cuando más tristes o estresados estaban, entregándoles constantemente el apoyo y el cariño necesario para que miraran hacia y siguieran así hacia adelante con su admirable labor como bomberos.

Por eso recientemente, el 29 de marzo, la Segunda Compañía de Bomberos de Talagante lo despidió con honores, con un féretro adornado con los símbolos de su institución y con una guardia compuesta por quienes fueron sus amigos.

Puede interesarte