Por Felipe Costa
9 noviembre, 2020

La anguila se había transformado en la presa del ave minutos antes de ejecutar su maniobra de escape.

El fascinante mundo animal puede ser tan salvaje, que hay veces en que lo que sucede puede ser propio de una pintura sacada del sueño más surrealista.

Y parece que hemos visto prácticamente todo, hasta que el fotógrafo e ingeniero Sam David nos sorprende con una toma que es para no creer. Captó el momento justo en que una anguila salía del estómago de su captora: una garza.

Jam Press

El fotógrafo aficionado de 58 años dice haber salido de su casa en Maryland, Estados Unidos, un día para captar las imágenes de algún zorro o águila, cuando se percató en el cielo que había una garza con algo extraño en lo que él creía era el cuello del animal. Pensó en primera instancia que se trataba de una serpiente colgando del ave.

“Había dos jóvenes águilas que vieron la situación de la garza y la siguieron, supongo que sintieron la comida. Inicialmente, pensé que la garza había sido mordida en el cuello por una serpiente o una anguila. Cuando llegué a casa y edité las fotos pude ver que era una anguila la que le atravesaba el cuello. Pude ver sus ojos y aún estaba viva”.

–Sam Davis a The Sun

Jam Press

La explicación frente a este hecho es que las anguilas son animales que poseen en su cola una punta bastante dura, la cual, generalmente les sirve para salir de aprietos de aquellos lugares en que se vean atrapadas. Lo increíble de esta situación , es que la anguila literalmente cavó un agujero a través del estómago de la garza mientras esta aún se mantenía volando.

En las imágenes se puede apreciar al ave en los cielos como si no se diera cuenta de que la anguila le está atravesando el cuerpo.

Jam Press

Según un estudio de Museo de Queensland, este comportamiento de las anguilas fue recientemente descubierto, y apenas a principio de este año, encontraron las primeras evidencias de anguilas rompiendo los estómagos de sus depredadores para escapar.

Puede interesarte