Por Romina Bevilacqua
4 agosto, 2015

Pasaron la noche apoyándose entre todos. 

Irónicamente, el león que por naturaleza debería haber matado a los cachorros de Cecil al tomar su trono –como suelen hacerlo los leones para asegurar su propio linaje en la manada que ahora lideran– mostró más compasión y respeto por ellos que lo que un ser humano mostró por Cecil, el león. La muerte del rey de la selva, muy querido en Zimbabue, no ha pasado desapercibida, sobre todo en vista de los acontecimientos que rodearon su muerte…o mejor dicho asesinato ilegal por parte de un dentista estadounidense quien disparó una flecha a Cecil y luego lo persiguió durante dos días para finalmente matarlo con un rifle, cortar su cabeza y llevarse su piel. Todo esto sabiendo que estaba dentro de un parque protegido y que el león llevaba un GPS –que intentaron quitarle–.

[jwplayer player=”2″ mediaid=”240406″]

Después de su muerte todos temían lo inevitable: el león que tomara el liderazgo de la manada del Parque Nacional Hwange mataría a los 6 cachorros de Cecil, pero según informó African Bush Camps, una compañía de safari que opera en Zimbabue y Botsuana, a un mes de la muerte de su padre los cachorros siguen vivos. La compañía incluso compartió una serie de fotografías que los muestran pasando la noche juntos y acurrucados para dormir.

Descansaban con sus cabezas apoyadas sobre sus hermanos en la oscuridad.

11822823_1131825856831955_5224424516843061596_n

Fuente

Incluso vieron a sus 3 leonas. Aquí una de ellas está bien camuflada y durmiendo entre los pastizales junto a los pequeños.  

11781734_1131825916831949_8962504008287776503_n

Fuente

El nuevo líder, Jericho, aparentemente ha decidido mantener a los pequeños con vida.

11796424_1131825840165290_473724191187034004_n

Fuente

Puede interesarte