Por Alejandro Basulto
27 marzo, 2020

El crucero Vasco de Gama tenía entre sus 950 pasajeros, a los 8 centenares de australianos, quienes pasarán su aislamiento en la isla Rottnest, donde está el animal más feliz del mundo.

El coronavirus ya suma más de 564.400 casos de contagios y más de 26.200 fallecimientos en todo el mundo. Cifras que lo colocan como una de las pandemias más graves de las últimas décadas. No estando exenta de la amenaza de esta enfermedad, la nación de Australia, que con 3.166 casos de contagios y 13 muertes producto del COVID-19, se ha visto impulsada a implementar medidas de distanciamiento social para buscar frenar la propagación de este peligroso virus.

Getty Images

Y en en este contexto, en el que aparece el caso del crucero Vasco da Gama, que transportando a 950 pasajeros y a 550 tripulantes, tiene planificado atracar en la ciudad de Fremantle, en Australia Occidente, durante este viernes. De esta embarcación, 800 son ciudadanos australianos, los que desembarcarán y serán transportados en ferries a la paradisiaca isla Rottnest, en un viaje que tomará aproximadamente unos 45 minutos, según informa ABC.

Getty Images

Los pasajeros australianos del crucero Vasco da Gama, permanecerán 14 días en cuarentena en la isla, la que por cierto, no solo es famosa por sus hermosas playas, sino que también por sus quokkas, unos marsupiales que fueron considerados como el animal más «feliz del mundo» por una lista de BuzzFeed, debido a su simpática sonrisa, a que no tienen depredadores en la isla y al hecho de que son sumamente dóciles, no importándoles sacarse fotos con los turistas.

Getty Images

La isla cuenta con 699 habitaciones para los 800 pasajeros australianos, lo que debería funcionar, debido a que muchos de ellos viajaron en pareja, por lo que no tendría porqué haber problema en juntarlos. Gente de la que no hay sospechas de que estén enfermos, ya que no hay informes sobre algún contagio al bordo del crucero Vasco da Gama. La cuarentena solo se está tomando como una medida de precaución.

Getty Images

Sin duda debe ser una de las cuarentenas más agradables permanecer aislados en un isla paradisiaca, donde está uno de los animales más adorables de todo Australia. Si este marsupial, que está en peligro de extinción, no les logra alegrar la estancia, nada lo hará.

 

Puede interesarte