Por Javiera González Ruiz
24 diciembre, 2018

Este tipo de perros aunque estén entrenados, aman el cariño y la atención de las personas… así que si los desconocidos los acarician, pueden distraerse fácilmente y desatender las necesidades de sus dueños.

Últimamente tener discusiones es algo muy común. La gente anda extremadamente sensible y exigen un trato muy amable para no sentirse pasados a llevar. Pero no muchos tienen la paciencia para dar ese tipo de trato y así suelen desatarse malos entendidos que terminan en un montón de videos virales.

Precisamente eso le sucedió a una chica llamada Megan Stoff cuando paseaba junto a su perro de servicio y otros amigos en un centro comercial en Pittsburgh, Pensilvania.

Para quienes no lo sepan, este tipo de perros trabaja para sus dueños y deben mantener la atención siempre en sus necesidades, así que distraerlos podría causar un serio problema. Pero como muchas personas los ven como tiernas e inteligentes mascotas, muchas veces se acercan e intentan acariciarlos por sobre la autoridad de sus dueños.

Facebook @megstoff

Y Megan, que es autista y a veces no sabe cómo comunicarse de forma correcta con los desconocidos, odia que no la respeten.

Pero ocurrió. Resulta que mientras los chicos disfrutaban conversando, se les acercó una mujer con su hija para preguntarles si podían acariciar al perro, a lo que la chica respondió simplemente que «no».

Pero su respuesta en lugar de hacer que la madre entendiera y se alejara, hizo que se sintiera ofendida y comenzara todo un altercado en pleno centro comercial frente a un montón de personas desconocidas, situación que evidentemente incomodó a Megan, una chica que necesita de la ayuda de un perro de servicio, o sea que es obvio que tiene algún tipo de discapacidad o problema.

Facebook @megstoff

Pero la mujer insistía en que la respuesta de la dueña del perro había sido demasiado «ruda» y que si no quería que acariciaran a su perro, entonces debería tener alguna señal que así lo indicara, ignorando todos los parches de aviso que tenía en el chaleco su amigo de cuatro patas.

Facebook @megstoff

Finalmente la discusión finalizó cuando la mujer llamó a los encargados de seguridad, quienes tampoco lograban entender la postura de la chica, que debió irse del centro comercial para evitar una incomodidad mayor.

Eso si, se aseguró de grabar la situación para educar a los demás sobre los perros de servicio y así los desconocidos sepan que jamás deben acercarse a uno de estos animales, pues aunque estén entrenados, ellos adoran a las personas y siempre querrán su atención y cariño.

Mira aquí la desafortunada discusión:

Más sentido común, por favor.

Puede interesarte