Por Leonardo Granadillo
13 enero, 2020

Afortunadamente, algunas especies sobrevivieron a los incendios. Ahora toca proporcionarles la comida que ya no consiguen en su hábitat natural.

Cada vez escuchamos menos noticias de desgracias, y un poco más de soluciones. La situación en Australia ha sido compleja y muy difícil de manejar, sin embargo, gracias a donativos y a la organización de entes gubernamentales poco a poco (aunque falta muchísimo) se ha empezado a rescatar a los pocos animales sobrevivientes a los incendios.

Los voluntarios han hecho de todo, y ahora el gobierno de Nueva Gales del Sur (Australia) dio inició a una operación conocida como ‘Rock Wallaby’, la cual, está enfocada en alimentar a los wallabies y otras especies a mantenerse con vida en un ecosistema donde la comida escasea.

Twitter: Matt Kean

Para ello, el Servicio de Parques Nacionales y Vida Silvestre desde hace una semana ha empezado a ‘hacer llover comida’ en los valles de Capertree y Wolgan, donde se ubican el Parque Nacional de Yengo, el de Jenolan, Oxley Wild Rivers y Currancubundi, todos estos, afectados por las llamas.

Papas y zanahorias han caído de los cielos, proporcionando hasta 2200 kgs de alimento para los animales. Fue Matt Kean (Ministro del Medioambiente de Nueva Gales del Sur) el encargado de esclarecer la situación, indicando que si bien los pequeños han logrado sobrevivir, al abandonar su hábitat natural no tienen comida:

NSW Office of Environment & Heritage

«Algunos wallabies sobrevivieron al fuego en sí, pero luego quedaron varados con alimentos naturales limitados a medida que el fuego elimina la vegetación alrededor de su hábitat rocoso. Los wallabies ya estaban bajo estrés por la sequía en curso, lo que dificultaba la supervivencia de los wallabies sin ayuda.», indicó Kean a MailOnline.

El wallaby ha sido una las principales preocupaciones de los entes gubernamentales, ya que se encontraba ‘en riesgo’ previo a los incendios, y ahora se trata de preservar la vida de los restantes. Junto a proporcionar comida, también se instalarán cámaras para confirmar que las especies estén realmente encontrando los alimentos y recuperándose.

NSW Office of Environment & Heritage

Por otra parte, Animals Australia está trabajando fuertemente en conseguir aviones para transportar alimentos para los animales, ya que los caminos regulares se encuentran cerrados y se dificulta proveer comida de otra manera.

«Con los caminos probablemente cerrados durante semanas, el riesgo de morir de hambre por la supervivencia de la vida silvestre en el área es muy real. Sería trágico si hubiera una mayor pérdida de vidas porque no se satisfacían las necesidades de los animales supervivientes.», destacó la portavoz de Lyn White al Daily Mail.

NSW Office of Environment & Heritage

Se estima que al menos 1250 millones de animales han muerto directa o indirectamente a causa de los incendios forestales de Australia.

Si deseas ayudar a combatir el fuego en Australia o salvar animales afectados por las llamas, puedes donar a las siguientes organizaciones:

Hospital de #koalas en Port Macquarie

Hospital de la #fauna #silvestre de Currubin

CFS #volunteer #firefighters

Australian #Koala Foundation

Australia nos necesita.

Puede interesarte