Por Camilo Morales
14 diciembre, 2020

El turista que logró ser testigo de este “misterio natural” dijo que “fue un avistamiento increíble, pero agridulce para todos los que lo observamos, porque sabíamos que el cachorro no podría sobrevivir más que unas pocas horas lejos de su madre”.

Hay algunas escenas en la naturaleza que son difíciles de imaginar. Una de esas es un curioso hecho que se dio en dos parques de Sudáfrica, en el Parque Nacional Kruger y la Reserva Privada Pilanesberg, en que un mono babuino se robó un cachorro de leopardo de su lugar de crianza natural. 

Según informa La Nación, este hecho fue notificado en la página Latest Sightings, en la que se habla sobre vida silvestre sudafricana, a través de un video grabado por un turista, llamado Paul Wood, de 44 años, quien tuvo la suerte de presenciar un hecho que hasta el momento es catalogado por expertos como un “misterio natural”.

Lauren Pretorius

En el portal Latest Sightings se detalla que el video fue captado en 2020, “justo después de las 11 a.m.“. Según detalló Wood a ese medio “estábamos disfrutando del espectáculo, ya que no habíamos tenido buenos avistamientos de babuinos en nuestro viaje. (…) Al doblar una curva en el camino, todos vimos al que resultó ser el último miembro de la tropa, un babuino macho adulto joven, y estaba agarrando visiblemente algo pequeño debajo de su vientre con un brazo“.

Lauren Pretorius

Todos jadeamos, ya que claramente era un pequeño cachorro de leopardo. La reacción inicial de mí y del guía fue que el cachorro seguramente ya estaba muerto y que el babuino simplemente lo había recogido mientras buscaba comida o, tal vez, incluso había estado involucrado en su muerte. Sin embargo, después de unos segundos más, ¡era obvio que el cachorro estaba muy vivo!“, agregó Wood.

En el registro puede verse cómo el babuino agarra entre sus brazos a un desorientado cachorro leopardo y lo aleja del lugar, llevándolo hasta unos pastizales en donde se sientan tranquilamente. “Fue un avistamiento increíble, pero agridulce para todos los que lo observamos, porque sabíamos que el cachorro no podría sobrevivir más que unas pocas horas lejos de su madre“, cerró Wood.

Al parecer este hecho aún no tiene explicación científica, y desde Latest Sightings informan que a partir de los últimos dos avistamientos que se tienen registros, que corresponden al de Wood y al de uno registrado por la fotógrafa Lauren Pretorius en el Parque Nacional Kruger, no se han notificado de nuevos casos de este tipo.

Puede interesarte