Por Romina Bevilacqua
11 enero, 2015

El negro no es un color poco común dentro del mundo animal: existen osos negros, gorilas negros, existen razas de perros y gatos que también son negros. Pero esta raza de gallinas indonesia conocida como Ayam Cemani lleva el color negro al otro extremo. Su color negro no se limita exclusivamente a sus plumas, sino que se encuentra en todas las partes del animal incluidos sus interiores. Todo lo relacionado con esta gallina es negro: la piel, el pico, las plumas, la lengua, las patas, las uñas, incluso su carne, huesos y órganos. Incluso su medula ósea es negra. Su sangre, aun cuando no es negra, posee un color oscuro. Las gallinas Ayam Cemani son tan espectaculares y exóticas que muchos se refieren a ellas como las “lamborghini de las aves de corral”.

La palabra “ayam” significa “gallina” en indonesio, y “cemani” se traduce como “completamente negro” en javanés. Esta exótica raza se originó en la isla de Java en Indonesia. Fueron introducidos a Europa en 1998 por un criador holandés, lugar donde lograron capturar gran interés dentro del mundo de los fanáticos de las aves de corral debido a su apariencia y su maquillaje genético. La Ayam Cemani es una de las gallinas más caras del mundo, con un valor por gallina de USD 2.500.

ayam-cemani-8[2]

Estas gallinas obtienen su color negro a partir de una característica genérica conocida como “fibromenalosis” que promueve la proliferación de células de pigmentación negras. El gen que causa la fribromenalosis es una mutación que existió en Asia por más de 800 años. La mutación logró llegar a otro tipo de raza de gallinas, como la gallina negra Sueca, o Svart Hona, que poseía las mismas características fibromenalosas de las Ayam Cemani. Por lo tanto, era igual de negra que la raza indonesia.

En Asia,se cree que su carne posee poderes místicos. Se piensa que la carne posee altos niveles de fierro, lo que la hace beneficiosa para las mujeres tanto antes como después de haber dado a luz, y a veces estas aves son sacrificadas durante los partos con la creencia de que la madre así obtendrá fortuna. Esta gallina también se sacrifica en otras ocasiones especiales ya que, supuestamente, acarrea suerte. Algunos asiáticos creen que alimentarse de esta gallina les dará tranquilidad a sus consciencias. Además, se cree que su cacareo trae consigo prosperidad.

La gallina pone huevos de color crema, los que serían las únicas partes de la Ayam Cemani que no tiene un color negro. Sin embargo son muy malas niñeras y no empollan, lo que hace que la única manera de poder desarrollar sus huevos es mediante su incubación.

ayam-cemani-2[2]

Visto en: AmusingPlanet

Puede interesarte