Por Lucas Rodríguez
19 noviembre, 2021

El enorme animal salvaje corrió feliz por los bosques luego de que le hubiera entregado su libertad. El video muestra que fue dócil: sabía que la estaban ayudando.

Cuando decimos que las personas hemos contaminado el medio ambiente, esto tiene varias ramificaciones que muchas veces no tomamos en cuenta. Los expertos no se cansan de señalar que estamos creando un medioambiente bastante dañino para la propia supervivencia de los seres humanos. Pero esto es solo el principal y más apremiante de los problemas asociados a la contaminación: junto con ello, también estamos creando un ambiente de lo más dañino para los animales que comparten el planeta con nosotros. 

Nada demuestra con más claridad esta catastrófica situación, que las varias instancias de animales afectados por la basura que lanzamos al ambiente.

@martinberlanga

En muchos casos, los desechos en los que no pensamos más de dos segundos luego de que nos fueron útiles, terminan interactuando de manera negativa con los animales. Especialmente los que viven de manera salvaje, no adecuados a nuestra extraña clase de vida como los perros o gatos, son los que se llevan la peor parte. 

Un triste ejemplo de ello, fue una osa que resultó con su cabeza atascada en una botella plástica.

@martinberlanga

El mamífero, de tamaño adulto y en todas sus capacidades, fue captado por varias cámaras nocturnas. Se calcula que estuvo cerca de un mes con la cara atascada en este recipiente. Por mucho que trató de romperlo, el material era demasiado resistente; después de todo, estaba diseñado para aguantar toda clase de golpes.

La osa tuvo que ser capturada temporalmente por personal especializado para recibir ayuda.

@martinberlanga

Fueron los agentes de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida, Estados Unidos, quienes le prestaron la ayuda que tanto necesitaba. Aplicándole tranquilizadores (de otra manera, la osa podría haberse asustado, hiriendo tanto a los cuidadores como a ella misma), consiguieron que el animal salvaje estuviera calmado el suficiente tiempo para remover el envase de su rostro. 

@martinberlanga

Usando una cierra, los agentes consiguieron cortar la botella desde su costado.

Las últimas imágenes del video compartido por Twitter, muestran cómo la osa corrió feliz, de regreso al bosque donde pasó el último mes en penurias. Solo nos queda especular si entendió que le habían hecho un enorme favor, pero lo que queda demasiado claro es que estaba feliz de que hubiera podido sacarse ese horrible pedazos de basura de su cuerpo. 

Puede interesarte