Por Cristofer García
30 julio, 2020

Ocurre en el Knowsley Safari Park, Inglaterra, donde los cuidadores creen que los visitantes están dándoles las armas. Sin embargo, aún es un mito.

Si los primates tenían fama de ser abusivos y violentos cuando se encontraban en grupo, los del Knowsley Safari Park, parque safari en Merseyside, Inglaterra, se han ganado el récord por ser los más destructivos. Y es que, incluso han sido vistos llevando cuchillos o hasta una sierra.

Esto sucede después de que muchos vehículos han sido destruidos por una horda de violentos babuinos que se lanzan encima de los carros que cruzan por su territorio y tratan de llevarse todo lo que puedan.

PA

Sin embargo, llegar al punto de portar armas blancas, como un cuchillo o destornillador, ha causado alarma entre los cuidadores del parque, quienes presumen que algunas personas han estado dotando a los primates con estas herramientas para que sus destrucciones sean aún mayores y graciosas.

«No estamos seguros de si algunos de los invitados les están dando armas que quieren verlos atacar autos, o si los están tomando en camionetas y furgonetas», dijo uno de los funcionarios del parque a Sunday Times.

Sunday Times

Lo más sorprende fue cuando uno de estos animales lo vieron con una herramienta que representaba un peligro aún mayor. «Uno de los babuinos fue visto arrastrando una motosierra», comentó este trabajador en conversación con este diario local.

PA

Sin embargo, la directiva del parque cree que se trata de un mito que ha ido creciendo dentro del parque y del cual las pruebas parecen ser inexistentes. El cuento principal era que personas escondieron las armas en el safari para que los primates dieran con estas y protagonizaran estas escenas devastadoras.

Knowsley Safari

Ellos sostienen que todo ha sido un mito con mucha fama. No obstante, lo que sí es cierto es que estos babuinos, aún sin ninguna arma, se encargan de atacar a cualquier vehículo que pase por su área, por lo cual el mismo parque ha advertido tomar sus precauciones.

PA

«Si conduce por nuestra selva de babuinos, no podremos devolver ninguna pieza de automóvil que puedan tomar nuestros descarados babuinos», señaló el safari.

Puede interesarte