Por Daniela Morano
7 mayo, 2019

Hace unas semanas la encontraron con un arnés en su cuerpo, el cual habría sido utilizado por los rusos para instalar una cámara y espiar.

Las ballenas son animales muy inteligentes, algo en lo que pocas veces pensamos pues no estamos acostumbrados a ellas. Hace unas semanas atrás, una beluga fue encontrada en las aguas de Hammerfest, Noruega, con un arnés atado a su cuerpo. Se cree que se trataría de una espía rusa, o más bien, en el conejillo de indias de los rusos.

La ballena continuó merodeando por el mismo sector, ahora sin el incómodo arnés. Ina Mansika y sus amigos recientemente fueron hasta el lugar a ver si quizás se encontraban con la ahora mítica ballena, ex espía profesional.

AAP

Asomados desde su barco, esperaron con ansias a encontrarse con ella. “Miramos desde el barco esperando poder darle una palmaditas. Olvidé cerrar mi chaqueta y mi celular cayó al océano. Asumimos que lo había perdido por siempre, hasta que la ballena se hundió y ¡regresó a la superficie con el celular en su boca!”, le dijo Mansika a The Dodo.

AAP

Mansika y compañía estaban más que sorprendidos.

“No podíamos creerlo. Estaba muy feliz y tan agradecida de tener mi celular de regreso”.

Lamentablemente, el celular se había dañado con el agua así que no había mucho que hacer, aunque se aprecia el gesto de la ballena.

No se sabe si quizás la ballena ha tenido contacto frecuente con humanos y por eso sabe reconocer ciertas cosas. Además esto podría dificultar su relación con otras ballenas, por lo que, según el Washington Post, se está considerando trasladarla a un santuario en Islandia, donde podría vivir tranquila su vida junto a otros de su especie. Ahora sin el peligro de los rusos.

Puede interesarte