Por Javiera Irarrázaval
28 febrero, 2018

Tienes que ver esta historia.

Un gato tiene 7 vidas, y puede que la protagonista de esta historia, finalmente tenga muchas más, después de ver el acto heroico que protagonizó. Un bebé en Rusia, fue abandonado en una fría noche, en Obinisk, y esta gatita lo encontró. De no ser por ella, podría haber muerto sin que nadie se diera cuenta. 

Los animales tienen un instinto único que lo tienen más desarrollado que los seres humanos. Masha, es una gatita que vive en las calles de la ciudad de Obinisk, a unos 100 kilómetros de Moscú. Gracias a las personas que viven en ese vecindario, esta gatita tenía un pequeño techo, y comida entre los edificios de la localidad. 

The Golden Phoenix

Una de las vecinas que se preocupa por ella, es Irna Lavoraa, quien con 68 años, también fue parte de la aventura de Masha: sin ella el rescate no hubiera sido posible. 

Un día, mientras estaba fuera de su casa, esta mujer escuchó un sonido extraño, proveniente del sótano. Al poner atención, se dio cuenta que era el sonido de Masha maullando.

La gatita estaba maullando para pedir ayuda. Por suerte, Irna tuvo una corazonada y bajó a ver qué pasaba en el sótano…

The Golden Phoenix

Una vez allí, se dio cuenta que Masha estaba al lado de una caja. En su interior, había un bebé.

Las autoridades, estimaron que el bebé tenía al menos, 3 meses de vida. Si Masha no hubiera llegado a su lado, pudo tener diversos problemas de salud, o incluso, la muerte. 

The Golden Phoenix

Tal como explican a The Golden Phoenix, la gatita dejó solo al bebé, solo cuando fue llevada en ambulancia al hospital de la localidad. 

Mira un reporte de esta hermosa historia:

¡Vivan los animales!

Puede interesarte