Por Monserrat Fuentes
12 noviembre, 2018

A los pocos días de vida fue dejado solo en un parque porque padece de hipoplasia cerebelosa, enfermedad que le provoca problemas para desplazarse.

Hacerse cargo de una camada nueva de cachorros lleva mucho trabajo tanto para la madre perruna como para la familia humana, por eso muchas personas irresponsables deciden no hacerse cargo de las consecuencias que trae no esterilizar a su mascota y sin culpa ni remordimiento se deshace de los bebés como si fueran basura.

Así le ocurrió a un pitbull bebé que fue abandonado por diferente al resto de la camada. Petey, como llamaron al pequeño, nació con un trastorno neurológico llamado hipoplasia cerebelosa.

Sacramento SPCA
Sacramento SPCA

Esta enfermedad causada por un escaso desarrollo del cerebelo provocó que el pequeño tenga serios problemas para desplazarse. No puede caminar apropiadamente y sufre de movimientos involuntarios.

Por fortuna, fue encontrado en el parque, donde fue dejado a la deriva, por una mujer que se compadeció de él y que estaba dispuesta a darle un hogar temporal hasta poder encontrarle una familia.

Sacramento SPCA
Sacramento SPCA
Sacramento SPCA

Cuando llegó al veterinario estaba desnutrido, exhausto y con la temperatura corporal alarmantemente baja, informa We Love Animals. En ese momento tenía apenas un mes de vida y no podía alimentarse por sus propios medios.

Han pasados los meses y ahora él puede desplazarse mejor y comer solo, «ha aprendido a mantenerse en una posición ‘acostado’ o ‘abajo’ cuando come o bebe, por lo que es menos probable que se caiga», dijo Elizabeth Westphal-Thomson, coordinadora de rescate en Sacramento SCA y la madre adoptiva de Petey a The Dodo.

Sacramento SPCA
Sacramento SPCA
Sacramento SPCA

Ahora Petey encontró una familia definitiva que ama y acepta tal como es.

Puede interesarte