Por Luis Aranguren
10 enero, 2020

Un animalito agradecido con quien salvó su vida y aunque fue unos años atrás (en 2016), seguro que aún lo recuerda.

A veces un pequeño acto suele ser significativo, al menos así es en la vida de este wombat quien sobrevivió a un accidente que lo dejó sin madre en 2016. Un transeúnte decidió llevarlo al Parque de Reptiles de Australia y le dio a su vida una segunda oportunidad.

Ahí fue donde este pequeño de tan solo 4 meses de nacido conoció al conservacionista Tim Faulkner, de quien se enamoró y más nunca se alejó.

National Geographic

Su madre perdió la vida por culpa de un automóvil que la arrolló, el pequeño a quien llamaron George aún estaba en etapa de crianza. Haber quedado solo en esa etapa de su vida podría haber significado su muerte.

Pero ahora tenía a Tim, quien lo alimentaba a cada momento  y le proporcionaba todo el amor que el pequeño necesitaba según National Geographic.

«Con solo 4 meses de edad, la mamá del pequeño George fue atropellada y asesinada por un automóvil. De repente solo en el mundo, el Gerente General Tim Faulkner se convirtió en su nueva familia ‘llenadora’, proporcionándole la leche que necesitaba y los abrazos que ansiaba».

-Tim Faulkner

National Geographic

Para que George sobreviviese fue necesario no solo un buen plan alimenticio, también hubo que darle calor frotando su panza. Era necesario seguir algunas de las costumbres que suelen tener estos animales, pues estaba en desarrollo y esperaban en algún momento devolverlo a su hábitat.

«George tiene una gran posibilidad de ser liberado incluso después del contacto humano. Como los wombats permanecen con mamá hasta alrededor de 12 meses, George tiene alrededor de 4 meses más de estar rodeado de humanos antes de comenzar a enseñarle a ser independiente».

-Tim Faulkner

Todos describían a George en un animal juguetón, a quien le encanta meterse en los armarios y correr por todo el lugar. En la actualidad George tiene 2 años, vive libre en la selva gracias a los cuidados de Tim quien con todo su amor lo ayudó a superar su pérdida.

National Geographic

Esperemos tenga una buena vida, libre de peligro y que haya valido la pena.

Puede interesarte