Por María Noriega
16 marzo, 2017

Su misión comienza esta semana.

Un pequeño robot submarino de color amarillo llamado Boaty McBoatface (que en español sería algo como “Botecito McCaradebote”) comenzará su primera misión a la antártica. Es capaz de descender hasta 6000 metros debajo del hielo de la Antártica y puede enviar los datos a través de un radio directamente a los investigadores.

El curioso nombre salió de un concurso para nombrar un barco de investigación de $290 millones de dólares, el cual terminó rechazando el nombre, y ahora este robot submarino lo tomó.

Getty Images

La misión Boaty es investigar el agua profunda de esa zona, analizar las turbulencias y las zonas más profundas para conocer cómo está respondiendo el océano al calentamiento global.

El 17 de marzo comenzara su viaje desde Punta Arenas, Chile.

Esperemos que Botecito tenga una buena misión.

Puede interesarte