Por Camilo Morales
13 octubre, 2021

La reportera estaba informando sobre el paso del Huracán Elsa, que dejó estragos en buena parte de México, cuando su protagonismo fue robado por un rescatista y su nuevo “amigo” en medio de los escombros de un edificio.

Pueden suceder muchas cosas durante los despachos en vivo que los periodistas hacen desde las calles. Los casos más típicos son cuando las personas se asoman detrás de los reporteros y hacen señas, bromas o gritan frases.

Sin embargo, también hay casos en que los animales son los principales protagonistas tal como sucedió en un despacho de una periodista en México, en donde un perrito junto con un bombero rescatista se robaron la atención de los televidentes.

Adn40

Según información de Mundo Animal, una periodista de un noticiero de televisión había acudido hasta una de las zonas que fue afectada por el paso del Huracán Elsa, que dejó grandes estragos tanto en tierras mexicanas, como en el Caribe y Estados Unidos.

Adn40

Hay que tomar en cuenta que este se trata del quinto huracán que se ha formado en la cuenca atlántica y que ha afectado a distintos países. Los otros huracanes fueron Grace, Henri, Ida y Larry.

La reportera estaba informando sobre los oficiales de bomberos y rescatistas que seguían realizando sus trabajos entre los escombros de distintos edificios colapsados por el paso de Elsa, ya que las autoridades y los voluntarios estaban en plena búsqueda por sobrevivientes. 

Adn40

Pero en uno de los descansos de los bomberos se pudo captar una escena muy tierna: uno de los rescatistas comenzó a “pelear”, de forma amigable, con un perrito que quería quitarle un trapo.

En el registro de las cámaras de televisión la periodista está haciendo su reporte, informando sobre la situación de una influencer, cuando el cuadro se abre y aparecen jugando estos dos “amigos” entre los escombros de un edificio derrumbado, robándole el protagonismo a la comunicadora, ya que el mismo camarógrafo se encargó de enfocarlos. 

A pesar de que la noticia que estaba informando la periodista era muy seria, los dos nunca dejaron de jugar con el trapo y la reportera no se dio cuenta de lo que sucedía en su espalda.

Puede interesarte