Por Lucas Rodríguez
26 noviembre, 2020

Una situación así de terrible se podría haber cobrado la vida del pobre cachorro. Por suerte, los bomberos llegaron a tiempo para darle oxígeno y ayuda.

A pesar de todos los adelantos tecnológicos, maneras de planear para lo que viene e incluso, comprensión que tenemos de lo que nos rodea, las personas estamos irremediablemente a merced de los elementos naturales. Es cierto que podemos construir edificios que resistan los terremotos, pero uno lo bastante fuerte puede acabar con la construcción más especializada. Así mismo, las inundaciones y frentes de mal tiempo tropicales causan estragos sin cesar por las regiones cercanas a la línea del Ecuador. 

En las ciudades es donde estos efectos han tenido a ser mitigados de manera más eficiente. Pero la clave acá es que se han sabido prevenir y tratar, pero las personas siempre estaremos condenadas a reaccionar frente a lo que nos mande la naturaleza. 

@NorthPortPolice

Así fue como ocurrió en una casa de North Port, Florida, que debido a un problema interno se prendió en llamas. Sus dueños estaban misericordiosamente fuera del lugar, por lo que no sufrieron ningún daño.

Desgraciadamente, quien sí estaba en su casa era su pequeño perrito mestizo. El cachorro se encontraba descansando dentro de la casa, por lo que incluso cuando pudo sentir que comenzaba una calamidad, no consiguió ponerse a resguardo de manera adecuada. 

@NorthPortPolice

Por suerte para él, los vecinos alertaron al personal de bomberos, quienes llegaron en el acto a la zona de catástrofe. Dividiéndose en grupos, fueron rápidos y ágiles tanto para apagar el fuego, como para forzar su entrada a la casa y sacar a quien se encontrara dentro. En este caso, el cachorro, quien ya había ingerido bastante humo y dióxido de carbono. 

El cachorro pudo ser sacado de dentro sin mayores problemas. Equipados hasta los dientes, el personal de bomberos fue veloz en ponerle un tanque de oxígeno conectado a un respirador al pequeño perrito. Él se resistió al principio: seguía muy asustado por las llamas y la situación de la que se acababa de salvar por los pelos de su cola.

@NorthPortPolice

Pero rápidamente entendió que era por su bien. Los bomberos le dieron asistencia hasta que pudo llegar un equipo de veterinarios con la capacidad para encargarse de la situación. El Twitter de la policía de North Port compartió la historia, señalando lo exitosa que había sido su misión:

“Oficiales de la policía y bomberos trabajando en un incendio en Abelove Lane. Nadie recibió heridas. Un perro fue rescatado de la estructura, quien está bien y recuperándose de la conmoción. El fuego está controlado. Se están investigando las causas con la oficina del Estado.” 

–Bomberos de North Point, Florida, por Twitter

Una tragedia controlada por medio de la voluntad de los valientes.

 

 

Puede interesarte