Por Cristofer García
22 julio, 2020

“El árbol que habitaban los perritos se prendía fuego en la parte superior y se iba quemando por dentro», contó un comandante. Esto ocurrió en la localidad argentina de Yapeyú. Ellos mismos les consiguieron nuevas familias.

Cuando los Bomberos Voluntarios de Matheu, en Yapeyú, al noreste de Argentina, atendieron un llamado por un incendio en un campo local, creyeron que no había mayores afectados después de constatar que ninguna persona salió herida. Pero escucharon un llanto que los puso a todos alerta.

Se trataba de un campo ubicado entre fábricas, en los alrededores de bioparque Temaikén, donde árboles y pastizales habían sido arrasados, según reseñó Clarín. Sin embargo, al escuchar esta especie de llanto, comenzaron a investigar su procedencia.

Destacamento Número 1 de Matheu

“Uno de los bomberos empezó a escuchar ruidos que venían del interior de un árbol. Sacó su linterna y empezó a investigar mediante un hueco que había en el tronco. Se encontró con siete cachorros”, contó Martín Maldonado, comandante del Destacamento Número 1 de Matheu, a Clarín.

Destacamento Número 1 de Matheu

Era un grupo conformado por 5 hembras y 2 machos, que comenzaban a sentir la amenaza de las llamas, debido a que el tronco donde se encontraban atrapado comenzaba a quemarse.

“El árbol que habitaban los perritos se prendía fuego en la parte superior y se iba quemando por dentro. Lo que se hizo fue apagar ese árbol en particular y luego extinguir el resto del predio”, dijo Maldonado.

Destacamento Número 1 de Matheu

Luego de rescatarlos exitosamente creyeron que su madre podría aparecer, por lo cual decidieron esperar a que alguien llegara por ellos. Pero nadie se acercó y decidieron tomar la situación por sus propias manos.

“Pasaron casi dos horas desde que se apagó el fuego. Ya era de noche, comenzaba a hacer frío y optamos por llevarlos al destacamento, ya que estaban sucios y con olor a humo. Fue una noche tan fría que, si los dejábamos en ese lugar, no sobrevivían”, destacó el funcionario.

Destacamento Número 1 de Matheu

Estos bomberos no pedieron tiempo y comenzaron una campaña de adopción de los peludos en redes sociales que tuvo un éxito rotundo. En menos de media hora ya todos contaban con un hogar.

“En tan solo 20 minutos, todos los perritos tenían dueño. Son todos vecinos del partido y sabemos que los van a cuidar de manera responsable. Incluso yo me quedé con un macho, Pachi, que ahora nos va acompañar mientras cumplimos la cuarentena”, comentó el comandante.

Destacamento Número 1 de Matheu

A pesar de la experiencia traumática que sufrieron estos cachorros, la suerte se puso de su lado y ahora todos se irán a casa, con sus nueva familias.

Puede interesarte