Una familia alertó sobre el problema en el que su pequeña mascota se había metido, luego de darse cuenta que realmente no podía salir del molde.

Nuestras queridas mascotas siempre están en búsqueda de juguetear, o más bien encontrar algo de comida, porque aunque los alimentemos en sus horarios y les demos lo mejor, siempre nos pedirán más. Es por eso que no parece nada extraño cuando comienzan a intrusear en lugares bastante peculiares. 

Así le ocurrió a este pequeño perrito de Chile que, al parecer quería encontrar algún resto de un bizcocho que su familia había horneado y no encontró nada mejor que meter su cabeza dentro del molde de la preparación. ¿El problema? Luego no podía salir de él. 

Twitter @bombaprimera

Fue la Primera Compañía del Cuerpo de Bomberos Metropolitano Sur de Santiago de Chile que, a través de sus redes sociales, anunciaron que recibieron una extraña visita que involucraba a un pequeño perrito atascado en este molde de bizcocho.

Un grupo de personas llegó al cuartel de los uniformados pidiendo ayuda tras el incidente protagonizado por su mascota, que a pesar de verse hasta adorable en este molde, estar atrapado por mucho tiempo podía ser perjudicial para su salud.

Twitter @bombaprimera

Fue entonces que los voluntarios de bomberos intervinieron para poder rescatarlo. Con la ayuda de un alicate, procedieron a cortar el recipiente donde estaba atascado el perrito, pero todo con cuidado para así no lastimarlo y poder liberarlo.

En su cuenta de Twitter describieron la situación anteriormente mencionada, donde el final concluye en que el pequeño perro fue liberado satisfactoriamente y devuelto a su familia sin problemas. 

Twitter @bombaprimera

Con ello, compartieron imágenes de todo el proceso y la noticia no tardó en hacerse viral con cientos de «me gusta» y reacciones. Los usuarios señalaban la tierna acción del personal de bomberos, la adorable cara de preocupación de la mascota, e incluso un cibernauta sugirió que «los Bomberos deberían hacer un libro con todas las historias de guardias que ocurren, pasa cada cosa, se los aseguro hay unas muy sabrosas como estas». 

Estamos muy felices de que el perrito haya salido sin problemas… ¡y esperamos que no vuelva a intrusear en otro lugar de la cocina!

Puede interesarte