Por Luis Aranguren
26 agosto, 2019

Siempre estuvo ahí cuidando de los oficiales y la estación, lo menos que podían darle era la mejor de las despedidas.

Todos los días los bomberos arriesgan sus vidas por salvar la de otros, es su misión mantener a cualquier ser vivo a salvo. Durante esas peligrosas actividades se suelen tropezar con situaciones e inclusive animales que los marcan para siempre.

Es así como hace más de diez año llegó un pequeño perrito a quien llamaron Negro, su misión de vida era quedarse en la estación de bomberos de Iquique, Chile y salvaguardar todo mientras los oficiales trabajaban.

Compañía de Bomberos de Riquelme

Él cumplía su trabajo a cabalidad pues ayudaba y asistía a cualquiera que lo llamara, le gustaba ser un miembro más de la estación de bomberos. Además de representar un gran alivio para los oficiales quienes al tener un mal día, lo acariciaban largo tiempo y sabían que todo iría bien.

Compañía de Bomberos de Riquelme

Por mala suerte el tiempo no pasa en vano, y el tiempo de servicio de Negro en la estación terminó cuando falleció.

Compañía de Bomberos de Riquelme

La noticia fue muy lamentable para el cuerpo de bomberos, su presencia siempre hará falta en el cuerpo y la forma en la que colaboraba también. Fue por esto que el Cuerpo de Bomberos de Iquique decidió despedirse de él con honores, como uno de los miembros más importantes del equipo.

Compañía de Bomberos de Riquelme

A través de Facebook anunciaron el sepelio que se le realizaría al pequeño bombero de cuatro patas, pero la junta directiva fue más allá y le dio el rango de “bombero honorario”.

Compañía de Bomberos de Riquelme

La ceremonia fue muy emotiva y participaron todos y cada uno de los bomberos que ahí laboran, compartían muchos recuerdos y significaba algo realmente doloroso que ya no estuviese ahí. El capitán de la compañía Jorge Tapia fue uno de los más y contó a Soyiquique lo importante de Negro para ellos.

“Negro era uno más de nosotros, uno más de esta familia. Se respetaba, se amaba y se quería como a un bombero más de nuestra compañía, esto fue bastante triste, hay mucha pena y lo despedimos en una ceremonia muy emotiva porque estábamos despidiendo a uno más de los nuestros, que además fue parte importante de esta compañía”.

-Capitán Jorge Tapia

Compañía de Bomberos de Riquelme

Negro será recordado por siempre con cariño, él cumplió la misión de hacer felices a todos aquellos que lo necesitaban en el cuerpo de bomberos. Honor a quien honor merece dice la frase y claramente este pequeño perro los mereció todos.

 

Puede interesarte