Por Luis Lizama
29 mayo, 2020

Su nombre es Henry y estuvo atrapado en el bosque porque su correa se enredó en la maleza. Estaba en lo profundo, en una zona pantanosa, por lo que su rescate llegó justo a tiempo.

Muchos perritos se pierden año tras año, es una triste realidad que nos parte el corazón. En algunas ocasiones nunca aparecen, castigándonos con las típicas preguntas de qué habrá pasado, dónde habrá estado y cómo. Siempre queda esa esperanza de volver a verlos, la que para algunos se convierte en realidad.

Así ocurrió con Henry, este tierno y peludo amigo que estaba perdido, pero para su fortuna pudo regresar a casa. Bomberos y policías de Redding (California, Estados Unidos) lo encontraron en los profundo del bosque pantanoso, tras pasar unos días desaparecido. Fue un verdadero milagro, porque el sitio es un tanto peligroso. Su correa se había roto y atrapado en la maleza del lugar, dejándolo inmovilizado. 

Redding Police Department

A través de sus redes sociales, el departamento de policía de Redding dio a conocer su historia.

Henry agradeció a su manera, con su característica calma, moviendo su colita y mirando con gratitud.

Facebook

«Este es Henry. Hoy se le rompió la correa y quedó atrapado en lo profundo del bosque pantanoso, cuando su correa quedó envuelta en la maleza. La policía y el departamento de bomberos de Redding dieron un paseo por el bosque y llevaron a Henry de regreso a su hogar, dándole agua y juguetes. Meneando la cola indicaba que estaba bien.

¡Nos encantan las historias felices!»

Dice la publicación de Redding Police Departament, en Facebook.

Los oficiales de ambas instituciones recorrieron todo el lugar, hasta que dieron con su paradero. Pudo volver a casa feliz, aprendiendo de esta mala experiencia.

De la misma forma, con humor, el departamento de policía aprovechó la atención para difundir medidas de seguridad para los perritos. La idea es mantenerlos a salvo, pues Henry no contaba con su mascarilla respectiva.

Redding Police Department

Ya saben, cuiden a sus mascotas de perderse y también de algún virus peligroso.

No todas las historia terminan como la de Henry, así que ¡A cuidarse!

Puede interesarte