Por Camilo Morales
28 julio, 2022

Roland subió una montaña junto a su dueño pero no pudo continuar la caminata por el sendero y tuvo que ser asistido por socorristas. “Roland y su padre estaban extremadamente agradecidos de que pudiéramos brindarles algunas manos”, informaron.

Es cierto que un inocente paseo por senderos y montañas puede parecer inofensivo. Sin embargo, hay muchas personas que se aventuran en esas excursiones que no está bien preparada tanto físicamente como en lo que respecta a sus implementos básicos.

Y eso no solo pasa con los humanos, a veces puede pasar también con perritos que se cansan rápidamente y no pueden continuar las caminatas.

Pixabay

Eso ocurrió hace unos días en Manitou Springs, Colorado, Estados Unidos, cuando un hombre salió a caminar junto a su perrito llamado Roland, pero para terminar su travesía necesitó de la ayuda de rescatistas del Condado de El Paso, la EPCSAR.

Se trata de un excursionista que estaba alojando en el Barr Camp, un albergue rústico al que llegan numerosos turistas para recorrer sus senderos y realizar caminatas hacia las montañas que están a 1.150 metros sobre el nivel del mar.

Pixabay

Según información de The Dodo, los rescatistas de la zona recibieron un llamado de uno de los aventureros que tenía a su perrito tumbado en un sendero porque no podía seguir bajando la montaña.

Nuestro equipo fue llamado temprano esta mañana para ayudar a un excursionista de cuatro patas desde Barr Camp“, informó la organización en un comunicado.

Facebook El Paso County Search and Rescue

Luego de unos minutos, los rescatistas llegaron a la zona y se dieron cuenta de que Roland estaba exhausto luego de haber subido la gran colina. Así fue que lo pusieron en una camilla y descendieron entre todos.

Después de ser transportado por muchas millas, Roland y su padre estaban extremadamente agradecidos de que pudiéramos brindarles algunas manos y llevarlos a su vehículo de manera segura“, agregaron.

Facebook El Paso County Search and Rescue

Lo más curioso es que el perrito fue fotografiado y les regaló una gran sonrisa a sus rescatistas, casi como si estuviera agradeciendo personalmente el gesto que tuvieron con él y su dueño.

Luego de cargar a Roland durante varios kilómetros, los voluntarios por fin pudieron dejarlo en el refugio. La publicación que hizo la organización en Facebook se llenó de comentarios felicitando su gesto y enviándole buenas energías al cansado perrito.

Puede interesarte